Sevilla

Urbanismo redobla la presión contra la publicidad contaminante

  • La Gerencia tramita una segunda multa por un panel que afea el entorno del Archivo de Indias

El establecimiento de la calle Santo Tomás con publicidad que no respeta la normativa aplicable al conjunto histórico. El establecimiento de la calle Santo Tomás con publicidad que no respeta la normativa aplicable al conjunto histórico.

El establecimiento de la calle Santo Tomás con publicidad que no respeta la normativa aplicable al conjunto histórico. / Juan Carlos Vázquez

Comentarios 2

En pleno callejero del sector declarado patrimonio de la humanidad por la Unesco por la confluencia de tres edificios monumentales: la Catedral, el Real Alcázar y el Archivo de Indias. Una pantalla de publicidad estridente -con contenido que varía para captar la atención de los viandantes- sigue desluciendo la estética de la calle Santo Tomás sin que la primera multa impuesta por la Gerencia de Urbanismo haya logrado la retirada de la totalidad del foco de contaminación del paisaje urbano. Esa primera sanción impuesta fue de 600 euros, tras la cual "se restituyó" parte de la alteración provocada, pero no la globalidad, según precisan fuentes municipales. Por este motivo se tramita una segunda multa coercitiva con la finalidad de que "sea restituida la legalidad". La Gerencia advierte que si el titular del inmueble no procede a cumplir las disposiciones, el Ayuntamiento procederá de forma subsidiaria y procederá a pasarle los gastos de la maniobra a la propiedad.

Urbanismo anunció hace meses un plan especial contra las publicidades antiestéticas en el centro. En primer lugar, el Ayuntamiento ha trabajado en el diagnóstico de las infracciones detectadas en el conjunto histórico, especialmente la Avenida de la Constitución y la calle San Fernando. Se detectaron en torno a 40 establecimientos con distintas infracciones, de las que 15 han sido consideradas "no legalizables". Desde entonces se han ejecutado varias retiradas subsidiarias ademas de haberse abierto distintos expedientes disciplinarios. Dentro de esta última categoría se encontraba un panel publicitario ya retirado junto a la Plaza del Salvador similar al de la calle Santo Tomás. Urbanismo llegó a imponer varias multas coercitivas (de un máximo de 600 euros) y llegó a plantear el recurso a la Justicia para que se permitiera el acceso de los técnicos a la finca.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios