Sevilla

La Vera-Cruz financiará las obras de los Baños con la "donación" de un hermano

  • La hermandad ha contratado al arquitecto Enrique Carvajal para la redacción del proyecto.

El arquitecto Enrique Carvajal ultima estos días el proyecto encargado por la Hermandad de Vera-Cruz, para la primera fase  de las obras de rehabilitación complementarias contempladas en la concesión demanial gracias a la cual la hermandad goza del uso de los baños árabes de la Reina Mora, localizados entre las calles Baños, Jesús de la Veracruz y Miguel Cid, declarados bien de interés cultural y propiedad del Ayuntamiento hispalense, después de haber sido expropiados a la propia hermandad y a una comunidad de vecinos. 

El hermano mayor de la hermandad de Vera-Cruz, José de Cristóbal, ha informado de que antes de Semana Santa, el Ayuntamiento hispalense y la hermandad firmaron finalmente la mencionada concesión demanial, con lo que el recinto de los Baños de la Reina Mora está ya en manos de la hermandad, propietaria del mismo junto a una comunidad de vecinos hasta su expropiación por parte del Consistorio. "Ya han comenzado a correr los plazos de las obligaciones contenidas en la concesión demanial", ha explicado el hermano mayor, según el cual, la hermandad, lejos de cruzarse de brazos, ha movilizado sus recursos para materializar los compromisos asumidos al hacerse con los usos de este recinto histórico protegido. En ese sentido, ha detallado que la hermandad ha contratado al arquitecto Enrique Carvajal, para el diseño del proyecto relativo a la "primera fase" de las obras de rehabilitación complementarias recogidas por la concesión demanial. Estas obras, según ha precisado, implicarían la construcción del cerramiento del recinto, la instalación de la solería, las instalaciones del sistema de electricidad, la dotación de aseos, trabajos complementarios sobre la bóveda del recinto, y el acceso a la capilla de la propia hermandad, que funcionaría como salida de emergencia. La redacción del proyecto de actuación, según José de Cristóbal, podría estar terminada en "diez o doce días", para entregarlo en la Gerencia de Urbanismo y la Comisión Provincial de Patrimonio Histórico. Es más, José de Cristóbal ha anunciado que la hermandad cuenta ya incluso con "la financiación" necesaria para acometer directamente la primera fase de estas obras complementarias de rehabilitación, gracias a la "donación" de uno de los hermanos. Al respecto, ha recordado que el proyecto original elaborado hace años por la propia Gerencia de Urbanismo para esta primera fase aludía a un coste de unos 350.000 euros. Así, ha defendido que frente a la "polémica" suscitada por la decisión del Ayuntamiento de ceder a la hermandad los usos del recinto precisamente después de expropiárselo, estos movimientos prueban que el verdadero "interés" de la hermandad es recuperar los Baños Árabes de la Reina Mora y abrirlos a la ciudadanía. 

Los baños árabes de la Reina Mora, localizados entre las calles Baños, Jesús de la Veracruz y Miguel Cid, en pleno casco histórico de Sevilla, son los vestigios de un antiguo edificio civil legado de la antigua medina musulmana y su construcción se remonta a la dominación almohade, siendo edificados durante el siglo XII. En 1996, este conjunto fue declarado bien de interés cultural (BIC) y el 11 de marzo de 2004, la Gerencia de Urbanismo aprobaba un proyecto de restauración para el recinto. Desde entonces, los restos del antiguo edificio civil almohade han acogido diversas fases del proyecto de recuperación. En diciembre de 2009, la Gerencia de Urbanismo acordaba incoar, en el marco de este proyecto de restauración, un procedimiento de expropiación forzosa sobre los espacios del recinto ajenos a la propiedad pública, un aspecto complejo porque la titularidad del cada una de las zonas de la finca ha contado con su propio debate.  A finales de 2013, así, un "acuerdo" alcanzado entre las partes en cuanto al justiprecio permitió resolver el expediente de expropiación de esta finca cuya titularidad, sin entrar en detalles, compartían la intercomunidad de propietarios de un edificio de viviendas, la hermandad de la Vera-Cruz y un tercer propietario que devendría en el Ayuntamiento. En septiembre de 2014, finalmente, el Ayuntamiento formalizó la inscripción de los Baños de la Reina Mora en su inventario. D

El consejo de administración del Instituto de la Cultura y las Artes de Sevilla (ICAS), con el voto en contra de PSOE e IU-CA, aprobaba recientemente ceder durante 25 años a la hermandad de la Vera-Cruz, objeto del procedimiento expropiatorio ya descrito, la "utilización privativa" del recinto. Según el convenio relativo a la concesión demanial, la hermandad goza del "uso privativo" de los Baños de la Reina Mora durante 25 años sin canon alguno, si bien el Ayuntamiento podrá "hacer uso del inmueble para actividades propias" y ambas partes "aprobarán un calendario consensuado de actividades" en el que el ICAS contará con un máximo de 180 días de uso. 

La hermandad, mediante este convenio, se hace cargo de "la conservación, el mantenimiento y la vigilancia de la finca", así como de sus gastos corrientes, comprometiéndose a usar el monumento "para las actividades propias y de carácter cultural de la hermandad, pudiendo programar actividades para recaudar fondos para el mantenimiento que le corresponde. La hermandad, además, se compromete a abrir el monumento al público al menos dos días de la semana. Los 25 años de vigencia de la concesión demanial podrían ser ampliados 25 años más si la hermandad acomete el 50% de las "obras de rehabilitación complementarias de la primera fase" del proyecto de actuación elaborado por la Gerencia de Urbanismo, y por otros 25 años más si acomete el cien por ciento de estas obras planeadas en los revestimientos, la carpintería o las instalaciones de agua y electricidad, entre otros aspectos.  

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios