Sevilla

Zoido: "Dotaremos de 1.450 agentes más a la provincia para garantizar la seguridad"

  • Zoido quiere que Gobernación actúe "en algo más que en los toros" y coordine a todos los policías locales · Acusa a la Junta de "castigar" a los municipios del PP · La Autovía del Aljarafe, entre sus propuestas

Comentarios 13

La frenética actividad de la precampaña no da tregua, ni al reloj, ni al estómago. Juan Ignacio Zoido (Montellano, 1957) toma un café cortado y masca patatas fritas sin perder el verbo ni la compostura. Tiene esa rara habilidad de no destilar prisas y de lucir siempre impoluto, incluso cuando pisa el Vacie. O el Bajo Guadalquivir. Y dice sudar la camiseta que hoy oculta bajo el blazier azul de una fila. Metafóricamente, claro, porque no necesita botox para eliminar cercos...

-Queda constancia de su tour por la provincia por los medios. ¿Da alas al PSOE en su crítica de que está ya con un pie fuera del Ayuntamiento?

-Si alguien tiene la mentalidad muy corta e incapacidad para resolver los problemas de Sevilla dentro y fuera de la capital, no es mi problema.

-Su circuito por los barrios dio resultados: ganador en votos y tres ediles más. Pero en la provincia pivota el éxito del PSOE a escala autonómica y suprarregional.

-Somos conscientes de que nos falta penetración en municipios importantes como Dos Hermanas y Alcalá de Guadaíra, pero confiamos en recoger los frutos que la campaña municipal dio al PP en localidades como Carmona y Écija.

-¿Es complicado arañar votos?

-No lo será porque hay cansancio, pesimismo y promesas incumplidas por Chaves. La prestación del servicio sanitario en el Bajo Guadalquivir y los poblados de colonización es hoy mucho más deficitaria que cuando yo me pateaba aquella zona hace 25 años siendo juez en Utrera. Muchos centros de mayores son los mismos que los construidos por Franco.

-¿La solución a los colapsos de tráfico en la corona metropolitana debe esperar a la SE-40 en 2013?

-Nuestro programa dará un vuelco electoral con la Autovía del Aljarafe, la prolongación de la línea del Metro, los nuevos puentes sobre el río de la SE-35 y la SE-40, y la carretera Huelva-Cádiz salvando en su integridad el Coto Doñana.

-Todo a largo plazo...

-Pero se pueden hacer cosas antes, como los pasos subterráneos en la glorieta de San Lázaro, La Palmera y cruce de la Avenida de Andalucía con la Ronda del Tamarguillo, que repercutirán en la circulación metropolitana.

-¿Le dolió la sorna a cuenta de su propuesta sobre la SE-50?

-No, porque soy ambicioso y previsor; yo no improviso como hace el gobierno local con el tranvía. La única finalidad ahora de la SE-50 es que sea recogida por el Potaus.

-Usted reitera que el gobierno de la Junta "castiga" a los municipios dirigidos por el PP.

-Se les castiga y se les margina porque no están en los centros de decisión donde se cierran cuestiones relativas a transportes e infraestructuras. Esas localidades, además, son las que mayores problemas de comunicación sufren .

-¿Por ejemplo?

-Tomares. Está a escasamente un kilómetro en línea recta de Sevilla y se tarda una hora en coche por la mañana. Y hay muchos más. No se está midiendo con el mismo rasero a todos los municipios de la provincia. Dos Hermanas, por ejemplo, destaca por lo contrario.

-Ponga un hospital en su programa electoral. Recurrente, ¿no?

-No, contraprogramado por el PSOE. La desidia de Chaves ha convertido el proyecto de hospital comarcal en Morón en un caballo de batalla electoral después de haberlo rechazado sistemáticamente. La contraprogramación también nos ocurre en la capital: Cada vez que anunciamos que vamos a visitar un barrio, el alcalde manda antes a Lipasam para limpiar.

-¿Cree que el Potaus asfixia el crecimiento urbanístico de municipios concretos de la provincia?

-Creo que el Potaus llega tarde, y es una muestra de la ineficacia de la administración de Chaves. Nuestra propuesta es clara: Un nuevo Potaus que parta de la igualdad de todos los municipios y de un consenso para un crecimiento sostenible sin asfixiar a ninguno.

-La seguridad pasa por un pulso entre los partidos para ver cuál garantiza más agentes.

-La seguridad es el principal problema de los ciudadanos de la provincia, y garantizarla pasa por incrementar el número de agentes, mejorar las casas cuarteles, crear nuevas comisarías, y sobre todo apostar por una coordinación horizontal entre todos los policías locales de la provincia de Sevilla en un sistema conjunto de seguridad. Eso lo haremos desde la Consejería de Gobernación, que debe servir para algo más que para los toros. Llevamos también una propuesta pionera para crear brigadas especiales sobre seguridad que se traducirán en 3.000 agentes locales cuyas retribuciones y dotaciones correrán a cargo de la Junta. En Sevilla hablamos de 450 agentes locales más, que se sumarán al millar de policías nacionales y guardias que Rajoy ha prometido a la provincia.

-¿La Gran Sevilla es un producto de la marca PSOE?

-Es una figura vacía creada por el PSOE para que Monteseirín y Viera diriman sus diferencias. Nosotros propugnamos la Sevilla Capital que lidere el crecimiento económico y sea referente del sur de Europa.

-¿Ve a Monteseirín pilotando la Sevilla metropolitana?

-El alcalde jamás podrá promover una buena coordinación con el área metropolitana por una sencilla razón: no tiene ningún peso político ni en su partido ni en la Junta. Hay líderes de otros municipios, como Alcalá y Dos Hermanas, que tienen mayor representatividad ante Chaves. Monteseirín, por no reunirse, no lo hace ni siquiera con los alcaldes de su propio partido, y esos complejos le están perjudicando a Sevilla.

-¿Tendrá que elegir su número dos, Alicia Martínez, entre el Consistorio y el Parlamento Andaluz?

-Alicia es uno de los grandes valores del PP Andaluz. Serán los resultados del 9 de marzo y ella misma quienes lo decidan.

-¿Y usted?

-Ganamos las municipales y un pacto de gobierno nos llevó a la oposición. Allí voy a estar los 4 años, pero siendo la voz de los sevillanos en el Parlamento para defender lo que Monteseirín no es capaz.

-¿La gestión de Monteseirín?

-Monteseirín pasará a la historia como el alcalde que perpetró el mayor ataque contra el casco histórico de Sevilla en Democracia. El tranvía y las catenarias dan fe de ello.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios