Sevilla

Las administraciones deben a los autónomos sevillanos 90 millones

  • La Diputación, los ayuntamientos y las empresas públicas de ámbito local son las que más tardan en pagar.

Comentarios 3

Sevilla es una de las principales provincias creadoras de trabajo autónomo, y ello pese a ser una actividad en el que se tarda mucho en cobrar. Así se desprende del informe presentado este martes por la Asociación de Trabajadores Autónomos de Andalucía (ATA), que representa el 47% de este colectivo. Según dicho estudio, las administraciones adeudan a estos empleados casi 90 millones de euros, de los cuales la mayor parte aún no han sido pagados por la Diputación, ayuntamientos, consorcios y empresas públicas de ámbito local.

Ser autónomo es una opción consolidada en Sevilla, pero no exenta de riesgos. La asfixia económica que sufren muchos de los que trabajan por cuenta propia se ha convertido en una constante los últimos años y ello debido, en gran medida, a la demora en el pago por parte de las administraciones públicas. La ATA alertó este martes de que este débito alcanza los 87,7 millones de euros, según datos actualizados del pasado mes de marzo. El vicepresidente de esta asociación, Rafael Amor, explicó que la mayor parte de esta cantidad han de ingresarla las administraciones locales, en las que se incluye la Diputación, los ayuntamientos, los consorcios y las empresas públicas municipales. Son las principales deudoras y también las que más tardan en pagar.

El informe revela que ninguna de las administraciones cumple los plazos establecidos para el pago según la ley de morosidad de 2013. La que más se aproxima, en este sentido, es el Estado, que abona la cantidad acordada con una media de 34 días. La Junta supera con creces este límite, ya que ingresa el dinero a los 129 días, mientras que las administraciones locales tardan cuatro meses en efectuar dicho abono.

Sevilla es la provincia andaluza donde más se eleva esta deuda, seguida muy de cerca de Málaga, con 87,6 millones sin pagar. La que menos, Huelva (22,6). En todo el conjunto regional la cifra alcanza los 423 millones. No obstante, este débito se ha reducido considerablemente desde finales de 2013. En diciembre del último año la deuda llegaba en la provincia de Sevilla a los 145,4 millones, por lo que en un trimestre ha mermado casi un 40%, reducción a la que ha contribuido la normativa del Gobierno central que facilita créditos del ICO a las administraciones.

Pese a las dificultades financieras sufridas por los autónomos sevillanos, lo cierto es que ha sido uno de los colectivos que mejor ha resistido a la crisis. Se ha destruido empleo, pero en menor cantidad que en otros sectores. Los datos constatan esta realidad. En mayo de 2008 la provincia contaba con 105.112 personas dadas de alta en la Seguridad Social como trabajadores por cuenta propia. En diciembre de 2013 esta cifra ha llegado a los 97.635, es decir, 7.477 empleados menos, lo que en términos porcentuales supone un descenso del 7,11%, cifra que, pese a ser negativa, es bastante más reducida que en otros ámbitos.

La capital ha perdido durante el citado periodo 2.561 autónomos hasta llegar a los 33.238 con los que cerró 2013. En Dos Hermanas esta cantidad fue de 372, mientras que Alcalá de Guadaíra perdió 265 y Utrera, 156.

Por actividad económica, el trabajo de los autónomos ha crecido especialmente en un año (de 2012 a 2013) en la información y comunicación, con un 9,3% más de trabajadores por cuenta propia. Sin embargo, el comercio y la hostelería son las que más emprendedores sevillanos aglutinan: el 33% y el 10,44%, respectivamente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios