Sevilla

El aeropuerto de Sevilla pierde 1,2 millones de pasajeros en diez meses

  • Hasta octubre, el balance nacional también es negativo (-4,2%) por la coyuntura económica, pero afecta con más fuerza a Sevilla (-12,9%). Los casi 5 millones de pasajeros de 2011 han caído a 3,73.

Comentarios 10

El aeropuerto de Sevilla se aleja a pasos agigantados de la cifra histórica de los casi 5 millones de pasajeros que llegó a tener al cierre de 2011. En lo que va de año no ha dejado de perder viajeros un mes tras otro por una coyuntura económica desfavorable que afecta también al resto de aeropuertos nacionales, aunque ciertamente aquí se nota con mucha más intensidad.

Según las cifras oficiales, el balance de estos diez meses ha sido negativo desde enero a octubre. Se han perdido nada menos que 1,2 millones de pasajeros desde aquel récord marcado en diciembre pasado. Y si comparamos la evolución de octubre de 2011 a octubre de 2012 los pasajeros perdidos ascienden a 553.134, lo que supone un descenso del 17,7%. En la actualidad, San Pablo registra 3,73 millones de pasajeros, según el acumulado hasta octubre.

El crecimiento de la demanda provocado por el auge de las líneas de bajo coste en Sevilla había logrado cerrar el año pasado con 4,95 millones de pasajeros, según el acumulado hasta diciembre. Sin embargo, nada más entrar el nuevo año estos buenos resultados fueron diluyéndose. En los dos primeros meses de 2012 la caída se notó con menos intensidad que en los siguientes, especialmente a partir de julio.

En octubre, el descenso de pasajeros acumulado a lo largo de todo el año fue del 12,9%, tres veces más que el 4,2% de descenso en el conjunto de aeropuertos nacionales.

La dirección del aeropuerto de Sevilla rehusó ayer valorar estos datos negativos. Fuentes del aeródromo sevillano sólo indicaron que la coyuntura actual es desfavorable para todos los aeropuertos nacionales. La caída de pasajeros en Sevilla se produce a pesar de las medidas que se pusieron en marcha hace dos años para potenciar Sevilla como destino. El aeropuerto participa desde entonces en el programa Impulso Destino Sevilla (IDS), una iniciativa en la que también están el Ayuntamiento sevillano, la Diputación Provincial y la Cámara de Comercio. El objetivo es estar en contacto permanente con las compañías aéreas para darles a conocer las oportunidades que tienen aquí y captar su interés por operar en Sevilla. Se han hecho estudios que detectan un enorme potencial de desarrollo en rutas con mercados como Alemania, Suiza y los países nórdicos, sin olvidar la conexión con los grandes hubs europeos (Londres, París, Fráncfort, Amsterdam) que permitan conectar Sevilla con otros países de dentro y fuera de Europa.

Aparte de este programa para impulsar la cifra de pasajeros, el aeropuerto de Sevilla y Aena no dejan de trabajar para captar rutas y atraer el interés de las compañías aéreas. En este sector, como en todos los productivos, la ley de la oferta y la demanda determina las rutas que se mantienen y las que se eliminan.

Aparte de ofrecer unas instalaciones óptimas, unos servicios de calidad y capacidad operativa suficiente, los responsables de Aena y del aeropuerto de Sevilla asisten a ferias sectoriales internacionales (como Routes), realizan estudios de mercado para mostrar a las aerolíneas qué rutas tendrían recorrido comercial y colaboran con las instituciones locales encargadas de la promoción turística y de negocios.

Desde Aena se han propuesto otras medidas para incentivar la implantación de nuevas rutas, mediante la subvención de las tarifas que han de abonar las aerolíneas por salida de pasajeros y seguridad. Esa subvención sería del 50% durante el primer año de la nueva ruta y de un 25% durante el segundo (ahora está en tramitación parlamentaria porque se incluirían en los presupuestos de 2013).

Los profesionales del turismo insisten en que la solución para captar más pasajeros pasa necesariamente por lograr más vuelos internacionales directos con Sevilla capital. El sector opina que los vuelos baratos son necesarios para un segmento de la población, pero resultan incómodos a los clientes de negocios o con más poder adquisitivo al obligar al pasajero a efectuar varios transbordos para llegar a Sevilla.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios