Salud

Las agresiones al personal sanitario aumentan cada año hasta un 5%

  • El Colegio de Médicos celebra una jornada para avanzar en la prevención de la violencia

Comentarios 1

“Las agresiones al personal sanitario están aumentando entre un 3% y un 5% cada año”, asevera el presidente del Colegio de Médicos de Sevilla, Alfonso Carmona, quien defiende desde la institución colegial “un endurecimiento de las penas a los agresores”; y que “los agresores cumplan al 100% las condenas”. La violencia en las consultas, una lacra en aumento, y las iniciativas para combatirla es el eje de unas jornadas celebradas ayer en el Colegio de Médicos de Sevilla, que contaron con autoridades judiciales, miembros de las fuerzas de seguridad, farmacéuticos, médicos y enfermeras.

El doctor Carmona recuerda que en 2017 las agresiones a médicos en el ejercicio de sus funciones aumentaron un 4% , y reseña que esta cifra sólo es “la punta del iceberg”, al incidir en que “no todas las agresiones terminan en denuncia, lo cual es preocupante”. En torno al 56% de las agresiones son amenazas; el 32% son insultos; y el 12%, ataques físicos. Para frenar estas situaciones violentas, el presidente del Colegio de Médicos aboga, entre otras medidas, por la creación de “registros de agresores, de modo que los reincidentes reciban penas más duras”; y “medidas ejemplarizantes, desde la Justicia, para que no se repitan estos episodios violentos”.

Desde 2017, a raíz de una instrucción de la Secretaría de Seguridad del Estado, comenzó a funcionar en el seno de las fuerzas de seguridad la figura del interlocutor sanitario provincial. El teniente de la Guardia Civil Fernando Rafael León, interlocutor policial sanitario en la provincia de Sevilla, explicó ayer que uno de los objetivos es “prevenir episodios violentos”; y para ello, la Guardia Civil ha impartido durante el pasado año 24 cursos en los que han participado más de 750 profesionales sanitarios.

El interlocutor sanitario de la Guardia Civil coordina las actuaciones cada vez que se registra una agresión en el entorno sanitario, de modo que “la víctima se sienta arropada y protegida”, asevera el teniente León. A partir de un mapa con los centros de salud más vulnerables a posibles episodios violentos, la Guardia Civil refuerza la vigilancia. Los agentes de la Guardia Civil tienen asignada una población de más de 894.000 habitantes y 118 centros sanitarios en la provincia.

El teniente León recuerda que los usuarios cuentan con el teléfono 062 y con la aplicación móvil Alertcops. Esta aplicación permite contactar con las fuerzas de seguridad de manera rápida, y cuenta con varios iconos para denunciar robos y agresiones. En un plazo medio Alertcops incluirá un nuevo icono dedicado al profesional sanitario. “La población debe conocer que agredir a un profesional sanitario es un delito hacia una autoridad”, recuerda. El interlocutor sanitario en Sevilla del Cuerpo Nacional de Policía, el inspector Domingo Cabrera, también participó ayer en las jornadas del Colegio de Médicos.

“Desde octubre de 2017, a partir de la instrucción, comenzamos a trabajar con la figura del interlocutor. El punto de partida fue crear un censo de los centros de salud públicos y privados catalogados en función del riesgo bajo, medio y alto, de acuerdo a las medidas de seguridad de las que dispone cada centro”, explica el inspector Cabrera. En coordinación con los responsables de los Distritos Sanitarios del SAS, los agentes han ofrecido charlas al personal sanitario para lograr la contención verbal ante usuarios que se muestran agresivos; además de instrucciones de defensa personal, encaminadas a prevenir.

Desde la reforma del Código Penal en 2015 (artículo 550) que considera al profesional sanitario y al docente como autoridad en calidad de funcionario público, las condenas a los agresores son consideradas como delitos de atentado. En el área de la sanidad privada, al no ser considerados como funcionarios, los profesionales carecen de esta protección.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios