Sevilla

El agua arruina el viernes de preferia

  • Poco público y mucho barro en un Real que se prepara para su semana más importante.

Comentarios 1

El agua ha estropeado para muchos la víspera de la noche del pescaíto. El albero hecho barro de las calles del Real se convertía en impracticable, excepto para los cientos de trabajadores que cargaban y descargaban de las furgonetas y camiones que ocupaban el recinto antes de dejar paso a coches de caballos y caballistas. Pocas casetas presentaban buen aspecto y vivían ya la Feria de Abril sevillana. Una de las más animadas era de la de La Casa de Soria: junto a la portada, repleta de público y amenizada con actuaciones musicales. La mayoría del resto estaban cerradas,con la única presencia del vigilante o ultimando detalles de cara a la noche del sábado.

Otro elemento que se ha visto afectado por la lluvia han sido los farolillos, que hasta el domingo no recubrirán las miles de bombillas encendidas del Real a la espera de que la climatología mejore. O las atracciones, afectadas económicamente por el poco público y el agua. Aún así, la Feria se prepara mirando al cielo esperando tener la misma suerte que la pasada Semana Santa, donde el sol relució de principio a fin.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios