Sevilla

El atracador de Santa Clara vivía con una bala alojada en el abdomen

El autor del asalto a un chalé de Santa Clara tenía una bala alojada en su abdomen de un tiroteo anterior. El atracador, de 26 años y con 40 antecedentes delictivos en su historial, irrumpió la mañana del sábado 21 de junio en una casa de la calle Fray Francisco de Pareja, armado con una pistola que luego resultó ser simulada y con un machete. En un forcejeo con el dueño de la vivienda, éste le disparó un tiro con una escopeta de caza, que le alcanzó en el muslo, después de que el delincuente le clavara el machete en la pierna.

Tanto el propietario del chalé como el ladrón fueron detenidos por la Policía Nacional minutos después de los hechos. El delincuente fue trasladado al Hospital Virgen del Rocío, donde permanece bajo custodia policial hasta que le sea dado el alta médica, momento en el que será trasladado a la cárcel. Fue en el hospital donde los médicos, mientras le realizaban unas pruebas para operarle de las lesiones sufridas en el atraco, detectaron que tenía una herida de bala anterior y que el proyectil seguía alojado en el abdomen, según informaron este lunes a este periódico fuentes judiciales.

En el momento del atraco había seis personas en el interior del chalé: el matrimonio dueño del mismo, sus tres hijos de corta edad y la asistenta. El ladrón entró al jardín saltándose una tapia trasera y aprovechó que la asistenta había abierto la puerta del chalé para acceder al interior de la vivienda. Llegó hasta el dormitorio del matrimonio y los sorprendió dormidos, llegando a encañonarles con la pistola para exigirles que le abrieran una caja fuerte. Mientras tanto, los menores se refugiaron en distintas estancias de la casa, uno de ellos en el cuarto de baño junto con la asistenta.

El dueño del chalé logró llegar hasta un armero y cogió una escopeta de caza. Ambas personas forcejearon y el propietario de la vivienda efectuó un disparo que alcanzó al ladrón en la parte posterior de la pierna. Según la declaración ante el juez del presunto autor del disparo, éste se produjo de manera accidental fruto del forcejeo y mientras era encañonado por el delincuente. Luego hubo cuatro disparos más al coche con el que el atracador pretendía huir. El propietario del chalé, cuya representación legal ejerce el abogado Carlos Esteban, quedó en libertad tras depositar una fianza de 12.000 euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios