Sevilla

Atropellan a un repartidor para robarle la furgoneta en Sevilla

  • Los ladrones aprovecharon que hacía una entrega para sustraerle el vehículo cargado de mercancía y arrollarlo cuando intentaba pararlos

  • El trabajador sufre fracturas en dos costillas, una lesión en el tobillo y contusiones por todo el cuerpo

Una furgoneta similar a la sustraída el martes en Sevilla. Una furgoneta similar a la sustraída el martes en Sevilla.

Una furgoneta similar a la sustraída el martes en Sevilla. / M. G.

Un trabajador de una empresa de mensajería resultó herido la tarde del martes en Sevilla, después de que unos ladrones lo atropellaran para robarle la furgoneta cargada de mercancía. Los hechos ocurrieron sobre las cinco y media de la tarde en la calle Alí Al-Gomari, en la barriada de Pedro Salvador, en la zona Sur de la ciudad.

El repartidor pertenece a la empresa de paquetería GLS y se encontraba trabajando con una furgoneta Fiat Ducato. Se bajó del vehículo para hacer una entrega y, al volver, vio que se estaban llevando la furgoneta. El trabajador lanzó la carretilla para que se cruzara en el camino del vehículo y obstaculizara así a los ladrones. Llegó incluso a abrir la puerta del coche en marcha para tratar de impedir el robo, pero el delincuente que iba al volante pisó el acelerador, golpeando y atropellando al repartidor.

El empleado, de 38 años, sufre la fractura de dos costillas, una lesión en el tobillo y varias contusiones en distintas partes del cuerpo. En la furgoneta había dejado su teléfono móvil, por lo que no pudo dar el aviso inmediatamente ni tampoco perseguir la furgoneta. Una vez que consiguió ponerse en contacto con sus compañeros, éstos acudieron a socorrerlo. Fue trasladado en ambulancia al Hospital Virgen del Rocío, donde ha estado un día ingresado.

Los responsables de la compañía han presentado una denuncia en la comisaría del distrito Sur de la Policía Nacional. Han hecho también una ampliación de la misma con los datos del teléfono móvil del empleado, para tratar de localizarlo por GPS. Por la noche, varios compañeros del repartidor herido estuvieron buscando la furgoneta por varias zonas de la ciudad, sin éxito.

Fuentes de la compañía explicaron que están haciendo una valoración de lo sustraído y ya han enviado al mayorista una relación de los pedidos que no han podido ser entregados. La furgoneta, que tiene un valor por encima de los 20.000 euros, sólo tiene tres años. La dirección de la empresa pide a toda persona que pueda ver este vehículo que avise a la Policía Nacional.

El trabajador contó a sus compañeros que sospecha que los ladrones lo venían siguiendo desde la calle Jándula y tenían controlados sus movimientos. No es el primer robo que sufren los repartidores de esta empresa en Sevilla. El año pasado, unos delincuentes llegaron incluso a amarrar al mensajero para sustraerle el vehículo con la carga.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios