Sevilla

El Ayuntamiento involucra a las tres universidades en los barrios desfavorecidos

  • Impulsa una estrategia de trabajo conjunta con la Hispalense, la Olavide y la privada Loyola para la intervención social en las seis zonas más pobres y la ejecución de planes integrales

  • El reto es reducir las desigualdades en los barrios del Plan Local de Intervención de Zonas Desfavorecidas que en su mayor parte cuentan con planes integrales aprobados

Una escena cotidiana en el barrio periférico de Palmete. Una escena cotidiana en el barrio periférico de Palmete.

Una escena cotidiana en el barrio periférico de Palmete. / Juan Carlos Vázquez (Sevilla)

El Ayuntamiento de Sevilla, a través de la delegación municipal de Bienestar Social, Empleo y Planes Integrales, ha impulsado una estrategia de coordinación y trabajo conjunto con grupos de investigación y departamentos de distintos ámbitos de la Universidad de Sevilla, la Universidad Pablo de Olavide y la Universidad de Loyola con el objetivo de lograr su implicación y colaboración en el desarrollo del plan multidisciplinar de intervención en los barrios desfavorecidos y en la ejecución de los planes integrales. Se trata así de avanzar en el modelo de ciudad compartida incluido dentro del Plan Estratégico Sevilla 2030.

Los barrios son Polígono Norte-El Vacie-Bachillera (9.000 habitantes); Torreblanca (13.000 habitantes); Tres Barrios-Amate (18.000 habitantes); Polígono Sur (29.000 habitantes); El Cerezo (5.000 habitantes); La Plata-Padre Pío-Palmete (20.000 habitantes). Entre estos barrios se alcanza una población total de 104.000 habitantes.

Con este fin, el delegado de Bienestar Social, Empleo, y planes integrales, Juan Manuel Flores, junto al equipo de directores generales del área mantuvo esta semana un primer encuentro de trabajo al que asistieron más de 90 representantes de las tres universidades que mostraron su interés en abrir un marco de estrecha colaboración para colaborar en el desarrollo de las iniciativas necesarias que logren reducir las desigualdades en los barrios incluidos dentro del Plan Local de intervención de zonas desfavorecidas y que en su mayor parte cuentan con planes integrales aprobados.

A partir de esta amplia reunión de presentación, la delegación de Bienestar Social, Empleo y coordinación de planes integrales va a poner en marcha una serie de grupos de trabajo específicos con los distintos departamentos y el profesorado universitario con el objetivo de incorporar de forma progresiva a las universidades a la labor que se desarrolla en las zonas desfavorecidas.

“Nuestra prioridad es lograr la transformación social en los barrios desfavorecidos, y para ello es fundamental implicar todos los ámbitos de la sociedad y de la ciudadanía. En este sentido, las universidades tienen un papel fundamental. El objetivo es conseguir una aplicación práctica de la labor de investigación que se realiza desde el ámbito universitario tanto en la implementación de medidas como en el seguimiento y evaluación de las políticas que se lleven a cabo”, explicó el delegado de Bienestar Social, Empleo y coordinación de planes integrales, Juan Manuel Flores.

Este trabajo coordinado tiene como objetivo principal la intervención en los barrios incluidos dentro del Plan Local de Intervención de zonas desfavorecidas ratificado por la Junta de Andalucía dentro de la Estrategia Regional Andaluza para la Cohesión e Inclusión Social (ERACIS) que parte de un diagnóstico de la situación de los barrios con menores niveles de renta y con mayores problemas socioeconómicos de la ciudad.

El objetivo de este mandato es priorizar las actuaciones en estas zonas y de hecho el proyecto de presupuestos municipales para 2020 incorpora por primera vez un planteamiento con carácter integral y transversal para diseñar una planificación presupuestaria específica de actuación para estos barrios que se sitúa en torno a los 60 millones de euros para el primer ejercicio de implementación de este modelo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios