Movilidad

El billete de Tussam que Espadas planea encarecer sólo lo usa el 10% de los viajeros

  • La mayoría utiliza el bonobús sin trasbordo, que tiene la tarifa más barata de España

Una parada de autobuses de Tussam. Una parada de autobuses de Tussam.

Una parada de autobuses de Tussam. / José Ángel García

El billete univiaje de Tussam que el gobierno local pretende subir sólo lo usa el 10% de los viajeros. El equipo de Espadas desea dejar claro, ante las críticas que esta propuesta ha generado en los partidos de la oposición, que, primero es una iniciativa que se encuentra en un estado muy “embrionario” y, en segundo lugar, que no afectará a los pasajeros habituales del transporte público.

Se trata, por tanto, de una medida que sólo repercutiría en los bolsillos de quienes usan los servicios de Tussam de un modo esporádico. En ocasiones muy concretas. Las cifras aportadas por la empresa municipal así lo avalan. Actualmente este título sólo supone uno de cada diez viajes que se realizan. Su precio es de 1,40 euros. La intención del gobierno es subirlo diez céntimos más, lo que, según la oposición, supondría situarlo entre los más caros de España.

Conviene tener en cuenta que en otras capitales el billete univiaje lo usa el 20% de los viajeros de autobuses municipales, el doble que en Sevilla. Esta diferencia se puede entender por la amplia oferta de transportes púbicos que presentan otras ciudades, con una red de Metro mucho más amplia que la de la capital andaluza, por lo que el grupo de viajeros ocasionales del autobús es más numeroso.

En Sevilla, el título de Tussam más usado es el de bonobús sin transbordo, que no variará su precio. Su coste está fijado en 0,69 euros por trayecto, el más barato de España para esta tarjeta. Supone una cuarta parte de los viajes que se realizan. Sus usuarios no se verán afectados por el incremento que baraja el gobierno.

El segundo más utilizado es el bonobús con transbordo, que con un coste de 0,76 céntimos por viaje se sitúa también entre los más baratos de España.

Otros títulos son de la tarjeta de la tercera edad, que representa el 17% de los viajes. La poseen 88.000 personas, que disfrutan de gratuidad total en la mayoría de los casos.

Por otro lado, la tarjeta del consorcio la utiliza casi el 8% de los viajeros, mientras que con la mensual (con un coste de 35 euros) se realizan el 6,3% de los viajes. La tarjeta estudiantil, pensada para la población universitaria, supone el 6,6% de los trayectos y el bonobús solidario, el 5,8%.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios