Sevilla

Un centenar de sanitarios se concentran en el Virgen del Rocío en repulsa por la última agresión

  • Reclaman a la dirección del complejo hospitalario un vigilante de seguridad en la puerta las 24 horas y más cámaras de videovigilancia en el Infantil.

Comentarios 3

Alrededor de un centenar de profesionales del complejo hospitalario Virgen del Rocío de Sevilla, entre personal médico, residentes, enfermeros y auxiliares de clínica, entre otros, se han concentrado ante las puertas del Hospital Infantil en señal de protesta por la última agresión sufrida por un enfermero.

En declaraciones a Europa Press, la secretaria provincial de Satse-Sevilla, Reyes Zabala, sindicato convocante de esta protesta, destacó la solidaridad de este "centenar" de compañeros del enfermero agredido "que han querido apoyarle con su presencia", si bien advirtió de que el mismo "se encuentra de baja a raíz de la agresión que sufrió de manos de un familiar de un menor que le golpeó ante su descontento con la asistencia que estaba recibiendo" el pequeño.

Zabala, quien anunció que la denuncia por esta última agresión "ya ha sido tramitada ante el juez", aprovechó para reclamar a la Dirección del complejo hospitalario "que dote al Hospital Infantil de las mismas medidas de seguridad de que disponen el resto de edificios". Así, pidió que "un vigilante de seguridad en la puerta las 24 horas y más cámaras de videovigilancia".

Además, criticó que tras la baja de este enfermero "la Dirección no ha cubierto su puesto, por lo que en lugar de cuatro profesionales trabajando en la puerta de Urgencias del Infantil hoy sólo hay tres compañeros".

Tras la concentración, que se prolongó desde las 10.30 horas hasta las 11.00 horas de hoy, la secretaria provincial de Satse-Sevilla informó de que una representación de miembros del sindicato se dirigió hasta el despacho del gerente del centro, Joseba Barroeta, "para exponerle la necesidad de aumentar las medidas de seguridad y hacerle llegar la información de nuestra última campaña 'La agresión no es solución' y 'El único medicamento recomendado, aún cuando no se esté enfermo... es el respeto'".

No obstante, lamentó que el gerente "no ha podido recibirnos, ya que nos han dicho que estaba reunido". Aún con todo, advirtió de que desde el sindicato "estaremos vigilantes de que se cumplan con las medidas de seguridad, ya que, en caso de que no sea así, tomaremos las medidas que estimemos oportunas".

Finalmente, Zabala pidió a los usuarios que "no paguen con los profesionales las carencias del sistemas, ya que nosotros también sufrimos las consecuencias de este merma de medidas, como por ejemplo el que no se cubra ahora la baja de este enfermero", señaló a Europa Press.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios