Cierre de bares en Sevilla

Precintan por infracciones graves seis locales en El Salvador, San Francisco y San Jerónimo

  • En el Salvador, una freiduría vendía alcohol a menores y en dos locales se congregaban bebiendo en la calle más de 400 personas, y en la Plaza de San Francisco el local no estaba legalizado

  • La Policía Local también ha desalojado tres establecimientos en el entorno de la Encarnación y Los Remedios 

Comentarios 8

La actuación en zonas de movida por parte del Ayuntamiento de Sevilla se saldó ayer con nueve actuaciones de clausura o desalojo de bares y locales en plazas principales del Centro de la ciudad, en Los Remedios y en San Jerónimo por infracciones de gravedad.

Los locales precintados o clausurados por los agentes de la Línea Verde de la Policía Local de Sevilla son los siguientes. Se han precintado durante la madrugada de este sábado seis establecimientos en la Plaza del Salvador, en la Plaza de San Francisco y en la calle Sociología de San Jerónimo. También han desalojado otros tres locales en el entornio de la Plaza de la Encarnación y en Los Remedios. 

En el casco histórico, los agentes han precintado una freiduría en la Plaza del Salvador que vendía bebidas alcohólicas a menores, que fueron identificados para dar notificación a sus responsables. Posteriormente, en la misma plaza clausuraron dos establecimientos con más de 400 personas congregadas cada uno en los que se consumían bebidas alcohólicas fuera de los límites de las zonas habilitadas en sus instalaciones y veladores.

Uno de los locales precintados en la Plaza del Salvador. Uno de los locales precintados en la Plaza del Salvador.

Uno de los locales precintados en la Plaza del Salvador. / Emergencias Sevilla (Sevilla)

En las redes sociales, el cierre de buena parte de los bares de la Plaza del Salvador, donde el público toma cervezas ocupando buena parte del espacio público, circuló como la espuma. En una cuenta de twitter (Elite Radio Sevilla) se aseguraba ayer que los bares cerrados de la plaza del Salvador seguirán clausurados, en principio, hasta el lunes y que ese día habrá una reunión con el Ayuntamiento.

No obstante, el gobierno local desmintió ayer tal información de que el cierre sea hasta lunes y aseguró que esa información es “falsa”. El equipo de Juan Espadas trasladó a este periódico que “el expediente de cierre es de Policía Local y pasa a los funcionarios de Medio Ambiente, que son quienes deben determinar el momento del desprecintar esos bares”. Por tanto desde el Ayuntamiento de Sevilla se asegura que no tiene nada que ver la reunión que pueda haber el lunes con la resolución del expediente de cierre.

En la Plaza de San Francisco fue precintado un local que no tenía proyecto de legalización y regulación de la actividad, y que además, presentaba irregularidades en los extintores, que no cumplían con la legislación, las salidas de emergencia, que se abrían en sentido inverso, y que carecía de barra de deslizamiento o empuje.

Agentes de la línea verde en uno de los establecimientos inspeccionados. Agentes de la línea verde en uno de los establecimientos inspeccionados.

Agentes de la línea verde en uno de los establecimientos inspeccionados. / Emergencias Sevilla (Sevilla)

En la calle Sociología, en el barrio de San Jerónimo, fue clausurado un local que incumplía una resolución de precinto, mientras que fue precintado otro en la misma avenida ante la carencia de limitadores de sonido.

Ocupación del espacio público en la Plaza del Salvador. Ocupación del espacio público en la Plaza del Salvador.

Ocupación del espacio público en la Plaza del Salvador. / Emergencias Sevilla (Sevilla)

Las actuaciones de la Policía Local se extendieron a más de 160 pruebas en controles de alcoholemia que depararon 6 sanciones penales y otras seis de carácter administrativo.

La delegación municipal de Seguridad ha destacado que estas actuaciones se realizan para defender los derechos de los consumidores que se ven vulnerados con los incumplimientos detectados por los agentes de la Policía Local y que las infracciones pueden poner en riesgo la salud o la seguridad de las personas o vulneran el derecho al descanso necesario para facilitar la convivencia en la ciudad.

El problema de los efectos negativos que causa la movida nocturna es una constante sobre todo los fines de semana en todos los barrios de la ciudad. La legislación andaluza, la conocida como ley antibotellón, prohíbe consumir bebidas alcohólicas en la calle y son los agentes locales los que deben hacer cumplir esta normativa vigente, que se aprobó hace más de una década. La ley se hizo para que los ciudadanos puedan divertirse sin entrar en conflicto con los derechos del resto de los vecinos. Orinar en la calle o ensuciar la vía pública con restos de un botellón también se sancionarán, aunque la ley permite sustituir la multa económica por trabajos para la comunidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios