Sevilla

Los clanes de las Tres Mil expanden a otros barrios de Sevilla el negocio de la marihuana

  • Las mafias empiezan a instalar plantaciones en Su Eminencia, Palmete y Torreblanca, al no haber sitio ya en Las Vegas

  • La Policía Local detiene a dos personas y denuncia a otra tras intervenir diez kilos de cogollos

Imagen aérea de varios bloques de pisos del Polígono Sur.

Imagen aérea de varios bloques de pisos del Polígono Sur. / Juan Carlos Vázquez

Los clanes que controlan el cultivo de marihuana en el Polígono Sur han comenzado a expandir sus dominios a otras zonas próximas, ya que se han quedado sin sitio para plantar en las Tres Mil Viviendas. La mayoría de estas organizaciones familiares están asentadas en la barriada de Martínez Montañés, una zona que se conoce popularmente como Las Vegas, y que en los últimos años se ha convertido en uno de los mayores centros de producción de la marihuana en España. Al menos en cuanto a las plantaciones indoor o de interior.

Los narcotraficantes han convertido en invernaderos la mayoría de los pisos de esta barriada. Llevan años ocupando viviendas para ubicar en ellas las plantaciones, y han llegado a mantener cultivos en domicilios en los que viven familias. Poco importa que todas estas viviendas sean públicas y de titularidad de la Junta de Andalucía, pues en la práctica el control de la administración autonómica sobre estos bloques es escaso.

De hecho, para poder mantener esta actividad ilícita es fundamental un elevado consumo eléctrico, que los narcotraficantes toman directamente de la red pública mediante enganches ilegales. Esta situación ha derivado en sobrecargas que se han traducido en apagones y en incendios. Varios vecinos protestaron por los cortes de luz, que se dieron sobre todo en los días más fríos del invierno y también durante el verano pasado, coincidiendo con los picos de consumo.

En cuanto a los incendios, han sido varios los registrados en los últimos meses. El más reciente ocurrió la noche del 23 de marzo en un transformador de Endesa en la calle Poeta en Nueva York. El fuego provocó la interrupción en el suministro eléctrico en la zona. Los Bomberos extinguieron el fuego y los técnicos de la empresa arreglaron el apagón poco después, sin que hubiera personas afectadas. Pero este incendio no ha sido ni mucho menos el único. Los ha habido también en viviendas, con el consiguiente riesgo para las personas.

Policías locales de Sevilla, entrando en la casa de Palmete donde se hallaba la marihuana. Policías locales de Sevilla, entrando en la casa de Palmete donde se hallaba la marihuana.

Policías locales de Sevilla, entrando en la casa de Palmete donde se hallaba la marihuana. / Juan Carlos Vázquez

Tras un buen número de episodios de este tipo, y teniendo plantaciones en un porcentaje muy elevado de las viviendas de Las Vegas, las mafias de la marihuana parecen no conformarse con ello y buscan fórmulas para extender su negocio. Así, han comenzado a instalar plantaciones en barrios no demasiado alejados como Su Eminencia, Palmete e incluso Torreblanca.

Algunos de estos barrios son más pequeños, y por ello cuentan con transformadores menos potentes, por lo que también se están dando ya los mismos problemas de apagones que hace tiempo empezaron a padecer los vecinos de las Tres Mil Viviendas. Fuentes de la lucha contra el narcotráfico aseguran que estos desplazamientos de clanes de unos barrios a otros siempre han existido en Sevilla. A veces se han dado por reyertas o enfrentamientos entre ellos, que han llevado a algunas de las familias a emigrar, y otras, como es el caso actual, por un mero sentido de la ampliación del negocio.

Los clanes buscan lugares próximos a sus zonas de influencia, ya que los responsables de los cultivos siempre quieren estar cerca de las plantaciones para poder tenerlas vigiladas y reaccionar rápido ante posibles robos. De ahí que se hayan encontrado plantaciones en algunas naves de los polígonos industriales próximos a la avenida de Hytasa. Su Eminencia y la Plata son barrios ideales para esta expansión del mercado del cannabis por parte de los señores de la droga de las Tres Mil. Los vuelcos o sustracciones de droga son muy frecuentes en el submundo del narcotráfico, aunque no siempre se denuncian. Hace unos días, la Policía Nacional detuvo a tres personas después de un vuelco en una vivienda de la barriada periférica de Aeropuerto Viejo.

A pesar de esta expansión del negocio, han seguido las intervenciones de marihuana en el Polígono Sur. Las últimas se produjeron el pasado fin de semana por parte de la Policía Local de Sevilla. Se decomisaron en total 500 plantas y diez kilos de cogollos de marihuana, mientras que también hubo dos detenidos y una persona denunciada. El Viernes de Dolores fue arrestado un hombre de 56 años que tenía una plantación ilegal de cannabis en el interior de una vivienda del Polígono Sur. Allí fueron intervenidas más de 500 plantas.

La operación se desarrolló sobre las dos de la tarde del viernes. Los agentes acudieron a un bloque se había quedado sin suministro eléctrico y en el que unas personas estaban manipulando la instalación. Los policías comprobaron cómo una de las viviendas tiene un enganche ilegal. Su inquilino reconoció que estaba cultivando plantas de marihuana en el interior de la misma. Los agentes encontraron más de 500 plantas, por lo que el hombre fue detenido y trasladado a dependencias policiales. Las diligencias se traspasaron a la Policía Nacional, que prosigue con las investigaciones.

Cogollos de marihuana intervenidos por la Policía Local de Sevilla. Cogollos de marihuana intervenidos por la Policía Local de Sevilla.

Cogollos de marihuana intervenidos por la Policía Local de Sevilla. / Emergencias Sevilla

Horas más tarde, en un control preventivo, los agentes de la Policía Local identificaron a un joven de 19 años que conducía un vehículo sin permiso de conducir. Llevaba una bolsa con más de medio kilogramo de cogollos de marihuana. Al comprobar los antecedentes, han podido verificar que tenía en vigor una requisitoria en vigor de un juzgado de Sevilla, por lo que fue detenido y trasladado a dependencias policiales.

En la tarde del Sábado de Pasión, una patrulla de la Policía Local de la zona Sur denunció a un hombre de 33 años que transportaba en el maletero más de nueve kilogramos de cogollos de marihuana. Los hechos ocurrieron sobre las cuatro de la tarde, cuando un turismo trató de darse a la fuga ante la presencia de un patrullero de la Policía Local. El conductor era un delincuente conocido por los agentes de otras intervenciones. Abandonó el coche que conducía y logró refugiarse en su domicilio. En el coche, los agentes encontraron dos bolsas con más de nueve kilos de cogollos. Al estar el sospechoso perfectamente identificado, se le instruyeron diligencias por un delito contra la salud pública. El vehículo quedó depositado en el almacén municipal, mientras que la droga aprehendida fue depositada para su análisis y posterior destrucción.

A pesar de este goteo de intervenciones, lo cierto es que se trata de operaciones puntuales de escasa entidad. Los vecinos echan de menos una gran redada contra el tráfico de marihuana en las Tres Mil Viviendas y lamentan la ineficacia de la mesa para luchar contra estos cultivos ilegales que se creó hace un par de años en el barrio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios