Sevilla

La venta de coches repunta tras cerrar varios concesionarios en pocos meses

  • Los negocios de automóviles de la provincia acumulan un descenso en sus pedidos del 32% en el caso de los turismos y del 56% en vehículos industriales · El Plan 2000E permite a los empresarios sobrevivir

Comentarios 8

El sector del automóvil comienza a recuperarse. El presidente de la asociación de concesionarios de Sevilla, Francisco Moreno, confirmó ayer una "suave" subida de las ventas que, a falta de datos provincializados, se sitúa en un 2,9% a nivel regional. Esta mejoría se achaca al Plan 2000E, por lo que Moreno pidió que dicho plan se prolongue más de lo inicialmente establecido, hasta el 18 de mayo de 2010, a fin de que permita "que el mercado se nivele".

Los concesionarios de Sevilla están empezando a ver la luz al final del túnel. No obstante, la crisis del sector ha obligado a cerrar algunos negocios. En concreto, en la calle Pagés del Corro, en cuyo entorno se sitúan una decena de concesionarios, han echado el cierre tres negocios de automóviles en los últimos meses.

De hecho, la situación del sector automovilístico en Sevilla hace tan sólo un mes era bien distinta al actual. Nada esperanzadora. Las matriculaciones en la provincia cayeron un 12% en julio, hasta situarse en sólo 3.695 vehículos vendidos. Este retroceso se debió, principalmente, a la bajada de las ventas de todoterrenos, que disminuyeron un 29,2%, hasta las 264 unidades vendidas. A su vez, las adquisiciones de turismos cayeron un 10,2%, hasta situarse en 3.431 unidades.

Las marcas que más acusaron los efectos de la crisis en Sevilla fueron aquellas de alta gama, como Alfa Romeo y Jaguar, que sólo vendieron dos unidades en julio y BMW, cuyas ventas descendieron un 42,7% respecto al mismo periodo del año pasado. "El mes pasado sólo vendimos 13 coches; aun así no perdemos la esperanza porque sabemos que lo peor ya ha pasado", afirma el jefe de ventas de la marca Toyota, refiriéndose al concesionario que posee la marca en Pagés del Corro.

En esta vía se concentran una gran cantidad de concesionarios como el de Volkwagen, donde ratifican el repunte de ventas que está viviendo este sector. "Es verdad que el año empezó fatal a nivel de ventas, pero la gente tiene muchas ganas de comprar coches y poco a poco le está perdiendo el miedo a la crisis", asegura Javier Núñez, quien trabaja en dicho concesionario.

Esta marca fue una de las tres más vendidas en Sevilla durante el mes de julio, con 325 coches. Seat vendió 323 y Citroën, la más vendida, 470 vehículos. Aun así, todas decrecieron en torno a un 6% respecto al mismo periodo del año pasado. En 2009 se han vendido más de 16.000 turismos y cerca de 1.500 todoterrenos. "Los resultados siguen moviéndose en registros negativos tres meses después de la puesta en marcha del Plan 2000E", declara Francisco Moreno, quien recuerda que el acumulado de las ventas de turismo en Sevilla se encuentra en un -32,6%, la de todoterrenos, en un -42%, y la de los vehículos industriales, en un -56%.

Los concesionarios confían en que el mes de septiembre suponga un nuevo repunte en las ventas. De hecho, una encuesta difundida ayer estima que el 30% de los españoles tienen previsto comprar un vehículo usado antes de que finalice el próximo año y que más del 60% de los compradores en potencia "muestran una predisposición positiva a la compra de un coche usado". Un mercado que tampoco acaba de salir de la crisis.

3.695

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios