Coronavirus

Minuto de silencio en la sede del distrito Sur en memoria del trabajador fallecido por Covid-19

Familiares, compañeros y amigos del vigilante de seguridad fallecido por Covid-19. Familiares, compañeros y amigos del vigilante de seguridad fallecido por Covid-19.

Familiares, compañeros y amigos del vigilante de seguridad fallecido por Covid-19. / José Ángel García

La plantilla de la sede del distrito Sur del Ayuntamiento de Sevilla ha secundado este lunes a las 12:00 un minuto de silencio a las puertas de dicho centro, ubicado en la calle Jorge Guillén, en memoria del trabajador de la empresa de seguridad contratada para vigilancia de la seguridad de estas instalaciones fallecido recientemente víctima de la pandemia de coronavirus.

Al acto de homenaje han asistido la delegada del Distrito Sur, Marisa Gómez, junto a numerosos familiares, amigos y trabajadores del Distrito Sur, pero también usuarios del centro que han querido rendir homenaje a este empleado, con once años de trabajo en esa sede. 

Según han confirmado sus propios compañeros, este trabajador de 61 años prestaba labores de vigilancia en la sede del distrito Sur desde hace once años y el pasado 24 de septiembre causó baja médica al no sentirse bien, tras lo cual el día 25 ingresó en el hospital Virgen de Valme con síntomas asociados a una neumonía, pero resultado negativo en dos pruebas PCR practicadas para intentar esclarecer si este trabajador había sido contagiado de coronavirus Covid-19. Ya el día 27 de septiembre, según sus compañeros, una nueva prueba PCR a la que fue sometido arrojó resultado positivo y Juan, como así se llamaba, fue derivado a la unidad de cuidados intensivos del citado centro hospitalario, donde finalmente falleció el pasado miércoles tras no poder superar la enfermedad.

El Ayuntamiento dijo entonces "no poder concretar" si el contagio de este empleado está relacionado con el brote que se registró en el Centro de Información y Atención a la Mujer (CIAM), ubicado en este centro, "precisamente días antes de que Juan enfermera" y en el que resultaron contagiadas tres empleadas "con ua posición en el trabajo muy cercana a Juan", afirman. En cualquier caso, unas declaraciones que los trabajadores han tachado de "desafortunada porque era el momento del duelo y no de excusarse", manifiestan.

"Juan era el alma de este centro de trabajo, al tratarse de un compañero excepcional que estaba para todos, querido por todo el mundo y una bella persona, que ayudaba en los problemas y escuchaba tanto a los empleados de la sede como a los ciudadanos", han destacado sus compañeros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios