Sevilla

La ropa defectuosa de los Bomberos está almacenada en la sede del sindicato

  • El Sindicato Profesional de Bomberos desmiente al delegado de Seguridad, que aseguró que la ropa se había devuelto

Comentarios 3

La ropa defectuosa de los Bomberos no ha sido devuelta al fabricante, como aseguró el pasado viernes el delegado de Seguridad y Movilidad del Ayuntamiento de Sevilla, Juan Bueno. La mayoría de las prendas que no son válidas para el servicio permanecen almacenadas en cajas y bolsas de plástico de gran tamaño en un despacho de la sede del Sindicato Profesional de Bomberos (SPB), en una de las torres de la antigua estación de Cádiz.

El secretario general del SPB, Juan Carlos Bernabé, abrió este miércoles las puertas de su sede a este periódico y mostró la ropa almacenada en sus dependencias. Bernabé recordó que éste fue el motivo por el que celebraron el pasado viernes una protesta ante las puertas del Ayuntamiento de Sevilla. Numerosos agentes del servicio de extinción de incendios protestaron semidesnudos por las deficiencias que presentan los nuevos uniformes de trabajo proporcionados por el Ayuntamiento, que han sido fabricados por la empresa Iturri.

Los bomberos se quejaron de numerosas deficiencias. Entre otras, al pantalón corto (cuyo uso es exclusivo para el interior del parque) le falta el serigrafiado, en los polos se ha sustituido la tapeta sobre el bolsillo por cierre con velcro, las tallas son enormes y los pantalones no tienen pieza de entrepierna para evitar las rozaduras. El delegado de Seguridad, Juan Bueno, admitió las deficiencias y respondió a estas quejas asegurando que ya se había devuelto el material que no se ajustaba a lo establecido en el pliego de condiciones y se le exigió a la empresa adjudicataria que cumpla con las condiciones técnicas.

Sin embargo, como demuestra la fotografía que acompaña a esta información, aún queda mucho material que no ha sido devuelto y que permanece almacenado en cajas en la sede sindical. Fuentes municipales recordaron este miércoles a este periódico que el gobierno local estableció un plazo para que el personal entregara sus prendas defectuosas en los almacenes municipales, no en la sede del sindicato. Este plazo expiró el 7 de febrero, según constaba en una orden de servicio. Las mismas fuentes apuntaron que el material que se ha devuelto en los almacenes municipales ha sido ya trasladado a la empresa adjudicataria para que sea sustituido, como se hace habitualmente cuando las tallas no coinciden con las del personal que las recibe.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios