Sevilla

Los desahucios llegan al nivel más alto desde la crisis al subir un 42%

  • Las ejecuciones hipotecarias cierran 2016 con un descenso del 27,84%.

  • Los concursos de acreedores suben un 48% en sólo un año, al pasar de 171 a 254 procedimientos.

La estadística judicial de desahucios vuelve a los niveles de los primeros años de la crisis económica. En 2016 la cifra de procesos judiciales de desahucio se ha situado en 1.489, lo que supone un 42,35% con respecto a los 1.046 que se registraron en 2015, según los datos registrados por el decanato de los juzgados de Sevilla y que están contabilizados hasta el pasado 20 de diciembre. Se trata además de la cifra más alta de desahucios que se registra en la última década.

En el partido judicial de Sevilla no se registraba una tasa tan elevada de desahucios desde los primeros años de la crisis, en concreto, desde los años 2009 y 2010, cuando se contabilizaron 1.446 y 1.440 procesos, respectivamente. El incremento de los desahucios -hay que recordar que en 2015 experimentaron una leve caída del 6%- contrasta con la caída del 27,84% que han registrado los procesos judiciales de ejecución de inmuebles hipotecados, que han bajado desde los 1.566 de 2015 a los 1.130 con los que se cierra este año.

hay más desahucios por el aumento de ejecuciones hipotecarias de hace varios años

Las ejecuciones de inmuebles hipotecados son los procedimientos que se inician para sacar a la venta viviendas cuyos propietarios no han podido hacer frente al pago de los créditos que gravan las mismas y, según las últimas estadísticas, han bajado a niveles similares a antes de la crisis, como en el año 2007 cuando había 970 ejecuciones, y muy lejos de los años más duros, el periodo comprendido entre los años 2010 y 2012, cuando se superaban las 3.000 ejecuciones.

El hecho de que hayan subido los desahucios y a la vez desciendan las ejecuciones de inmuebles hipotecados puede suponer que se está llegando al final de ciclo de la crisis, porque las ejecuciones suelen acabar en un procedimiento de desahucio y los desahucios que ahora reflejan las estadísticas pueden proceder del aumento de aquellos procedimientos hace varios años, según explicaron fuentes judiciales.

Las estadísticas del decanato muestran igualmente un importante crecimiento de los procedimientos concursales, que pasan de 171 a 254, un 48,53% más que en 2015. A pesar del crecimiento, aún queda muy lejos los 427 concursos de acreedores contabilizados en el año 2012.

De los 254 concursos de empresas, 59 son necesarios y el resto voluntarios, y en este aspecto destaca especialmente que la inmensa mayoría (177) son concursos voluntarios de hasta un máximo de un millón de euros, otros siete de hasta diez millones, mientras que otros 11 concursos voluntarios están por debajo de los 100 millones.

La estadística también incluye otros 18 concursos de personas físicas, como, por ejemplo ,una familia que acude al juzgado de lo Mercantil porque no puede hacer frente al pago de sus deudas en los plazos previstos, y si el concurso se declara a tiempo puede evitar que las demandas de los acreedores finalicen en el embargo indiscriminado del patrimonio y de los ingresos familiares.

Otra de las variables estadísticas que reflejan la incidencia de la crisis es el número de procedimientos monitorios, que prácticamente se mantienen en unos niveles similares al 2015. Se han registrado 14.714 monitorios, lo que supone un descenso del 1,31% sobre los 14.910 de 2015. La mayoría de estos procedimientos monitorios -en los que se exigen deudas en las hay un soporte documental o factura, como los préstamos al consumo o las ventas a plazo- se han iniciado para reclamar deudas inferiores a 6.000 euros, lo que ocurre en 13.204 casos, mientras que en 1.493 la cantidad reclamada supera los 6.000 euros, y sólo hay 13 casos del denominado monitorio europeo, cuando la reclamación es transfronteriza.

Los juicios ordinarios casi se han duplicado en un año, al haber subido de 2.528 a 4.993, lo que supone un incremento del 48,53%. En este tipo de litigios, destacan cuatro casos de cuantía elevada, que superan el millón de euros, y los 1.913 juicios ordinarios relacionados con productos y activos financieros.

Los juicios cambiarios, relacionados con el uso de letras de cambio, cheques y pagarés en las operaciones mercantiles, han experimentado una subida del 72,48%, desde los 258 pleitos registrados en 2015 a los 445 de este año.

El conjunto de asuntos judiciales tramitados en 2016 que están relacionados con los efectos de la crisis (desahucios, ejecuciones, concursos, y otros) ascendió a 30.184, lo que supone un incremento del 26,37% sobre el 2015, periodo en el que se contabilizaron 23.884 asuntos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios