Sevilla

Los doce de la excelencia

  • La Junta reconoce a los jóvenes sevillanos que han logrado el Premio Extraordinario de Bachillerato.

Comentarios 5

Manuel Contreras Jiménez no descarta en un futuro publicar un libro. Su objetivo, por ahora, es matricularse en Filología Hispánica por la Universidad de Sevilla. Este joven, estudiante del IES Isbilya, ha sido el segundo con mejor puntuación en los Premios Extraordinarios de Bachillerato convocados por la Delegación Provincial de Educación. En estas pruebas -constituidas por cuatro exámenes- ha logrado 34,25 puntos. Es la mejor calificación de los aspirantes que proceden de centros públicos. Por encima de él se sitúa Ángela Garrido Fernández, estudiante del Colegio Buen Pastor, que ha conseguido una nota de 34,75.

Ambos pertenecen a la docena de alumnos que representan la excelencia del aprendizaje en Sevilla. Doce jóvenes con la puntuación máxima en dichas pruebas. A ellos dos se unen Raquel Aguilar Núñez, del IES Cristóbal de Monroy (Alcalá de Guadaíra); Ricardo Boza Villar, del IES Carlos Haya (Sevilla); Natalia Corbacho Pachón, del IES Juan de Mairena (Mairena del Aljarafe); Miguel Ángel Delgado Molina, del IES Vicente Aleixandre, de Sevilla; Cristina Durán Gutiérrez, del IES Luca de Tena (Sevilla); Francisco José Paniagua Balbuena, del IES La Campiña (Arahal); Jaime Rodríguez González, del IES Néstor Almendros (Tomares); María Vargas Pérez, del IES Torre de los Guzmanes (La Algaba); Álvaro Zarzoso, del IES San Isidoro (Sevilla) y Miguel Ángel Zayas Martín, del IES Hermanos Machado (Dos Hermanas).

Todos ellos serán recompensados con 500 euros, estarán exentos de pagar la tasa de matriculación del próximo curso y podrán optar al Premio Nacional de Bachillerato. Para aspirar a este galardón los candidatos tenían que haber conseguido una calificación media en el expediente académico igual o superior a 8,75 puntos. En esta edición se han presentado 115 estudiantes, tanto de centros públicos como privados. Para conseguir el premio hay que aprobar cada examen y lograr una calificación global de al menos 32 puntos.

Detrás del reconocimiento a estos jóvenes hay un constancia, como la del sevillano Manuel Contreras, que ha estudiado una media de tres horas diarias durante todo el curso, tiempo que se incrementaba en la época de exámanes. Este adolescente ha cursado el Bachillerato de Humanidades y Ciencias Sociales. Quiere trabajar de profesor de Literatura. Entre sus escritores preferidos se encuentra Miguel de Unamuno. Respecto a la polémica por las nuevas condiciones establecidas para lograr una beca afirma con rotundidad: toda recompensa requiere de esfuerzo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios