Sevilla

El plan de emergencias no incluye el tranvía ni las zonas peatonalizadas

  • El documento que establece los protocolos de seguridad no se actualiza desde 2001 · Los Bomberos creen que las reurbanizaciones han convertido la Alameda, la Avenida y la Alfalfa en vulnerables

Comentarios 10

El plan de emergencias de Sevilla no se actualiza desde el año 2001, pese a la transformación que ha sufrido la ciudad desde aquella época. Este documento, por tanto, no contempla elementos novedosos como el tranvía o las nuevas zonas peatonales de la ciudad, por la que los servicios de emergencia cada vez tienen más difícil el acceso. El Sindicato Profesional de Bomberos (SPB) ha remitido a la delegada de Convivencia y Seguridad, Nieves Hernández, un informe que alerta de los problemas de acceso y en el que cuentan hasta nueve puntos negros que antes no existían para entrar en el casco histórico.

El barrio de Santa Cruz figuraba en el plan de emergencias como la zona más vulnerable de la ciudad por la estrechez de sus calles. A esta zona ahora se le ha sumado la Alameda de Hércules, cuya reurbanización apenas deja espacio para pasar a los vehículos de los Bomberos. El informe del sindicato alerta de que el carril que ha quedado para el tráfico en el bulevar de la Alameda desde la calle Calatrava a Trajano tiene una anchura de tres metros. Cualquier avería o accidente en este vial dejaría esta vía de acceso al centro inutilizada, ya que está flanqueada con marmolillos.

En el otro extremo del bulevar, los vehículos de altura no pueden pasar por el tramo entre las calles Barco y Belén debido al nuevo ancho de la calzada. El itinerario para llegar hasta la calle Relator desde la Alameda también se ha complicado debido a que el acceso desde Calatrava ha sido anulado. Por esta zona sólo podrían pasar los vehículos pequeños de los Bomberos, los llamados BUL (Bombas Urbanas Ligeras) 5 y 6.

El informe de los trabajadores de extinción de incendios detalla que la curva de entrada desde la Alameda a la calle Lumbreras es demasiado estrecha y no permite el giro de los coches. El mismo problema lo padece la calle Santa Ana en el giro desde la Alameda. Otra dificultad parecida está en la calle Peral, a la que sólo pueden acceder los BUL por Feria, Antonio Susillo, Escoberos y Faustino Álvarez. Otras carencias similares existen en la calle Pacheco y Núñez del Prado, a la que sólo puede llegarse a través de Bécquer después de que se haya cerrado la entrada directa desde la Resolana.

Junto a la Alameda, los Bomberos alertan de problemas en otras zonas del centro que han experimentado una importante transformación en los últimos años. La Avenida de la Constitución es de fácil acceso, pero presenta un inconveniente para el trabajo de los profesionales: la altura de las catenarias impide el despliegue de las escalas de los vehículos de altura en la acera de la Catedral y el Archivo de Indias.

Los Bomberos no disponen de un protocolo de actuación en caso de un incendio o accidente en el tranvía. "Sólo asistimos a una charla de la empresa que montó las catenarias en la que se nos pidió que en caso de emergencia no desmontáramos los postes, que era algo muy peligroso. Lo que teníamos que hacer era ponernos en contacto con ellos. Pero nada más, el resto queda a la intuición del bombero que intervenga", explicó a este periódico Juan Carlos Bernabé, secretario general del SPB en Sevilla. La tercera zona conflictiva es la Alfalfa, donde los vehículos de altura no pueden intervenir desde la reforma de la plaza.

Pero el problema de acceso no sólo es algo propio del centro. En determinados barrios los Bomberos han tenido dificultades para llegar a una vivienda dada la gran cantidad de coches aparcados en doble fila o sobre la acera. Es el caso de Santa Aurelia -en el que las calles más problemáticas son Satsuma, Cañadul, Mandarina, Clementina, Amor, Cadeneras y la plaza Ángel Ripoll-, Bami y Reina Mercedes.

La estrechez convierte en vulnerables a una serie de barrios de Sevilla por cuyas calles tampoco caben los coches. Entre estas zonas destacan Los Pajaritos, las Candelarias, Madre de Dios, Torreblanca, Amate, Rochelambert, Juan XXIII, la Plata, Padre Pío, Palmete, San Jerónimo, la Bachillera y Valdezorras.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios