Sevilla

Un enfermo trata de quemarse a lo bonzo en el Hospital Macarena

  • El paciente agredió a dos facultativos tras interrumpir una consulta de Digestivo en el Policlínico portando líquido inflamable.

Un paciente gravemente enfermo del Hospital Virgen Macarena trató de quemarse a lo bonzo el pasado lunes en el Policlínico, concretamente en el área de las consultas de digestivo, donde también agredió a dos médicos. La rápida actuación de un especialista que se encontraba en el lugar de los hechos y del personal de seguridad impidió que este suceso terminara con heridos graves.

Según explican fuentes del Hospital Virgen Macarena este enfermo acudió en la mañana del pasado día 10 de junio a las consultas externas de especialidades ubicadas en el Policlínico portando un líquido inflamable, donde permaneció en la sala de espera hasta que comenzó a mostrar una actitud violenta. Al parecer se arrojó sobre sí mismo líquido inflamable llegando a producirse quemaduras leves por las que fue atendido en el propio centro. Las fuentes oficiales del Macarena explican que "este usuario interrumpió una de las consultas con la intención de agredir al facultativo que se encontraba atendiendo a pacientes". Al parecer, se presentó en el hospital sin cita previa y, con premeditación, accedió al centro con el líquido inflamable. Aunque se desconocen las motivaciones del agresor, parece ser que la grave enfermedad por la que este hombre fue operado hace unos años, cáncer de colon, le ha llevado a una situación desesperada.

Durante la agresión a un médico de Digestivo, contra el que se dirigió en un primer momento, intervino otro especialista del hospital y a los pocos minutos apareció personal de seguridad hasta que lograron reducir al agresor. Este paciente llegó a autolesionarse y también agredió a los dos médicos, que requirieron asistencia en las Urgencias.

Ante estos hechos, la dirección del centro hospitalario, siguiendo los protocolos establecidos en el plan de prevención y atención de agresiones de la Consejería de Salud y Bienestar Social, ha procedido a realizar las notificaciones al juzgado de guardia.

Se trata de del segundo hecho violento que se registra en un centro sanitario en menos de un mes en la ciudad. El pasado 22 de mayo la Policía Nacional detuvo a dos individuos, madre e hijo, que protagonizaron una agresión en el centro de salud de Pino Montano. En esta ocasión la víctima fue un pediatra que sufrió un traumatismo en la nariz que requirió una intervención quirúrgica. El agresor tenía 17 detenciones anteriores y su madre, dos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios