Venceremos pueblo a pueblo

El esfuerzo de todos para que nadie quede atrás

  • El Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra ha puesto en marcha un plan frente al coronavirus que supone movilizar 4 millones de euros para adoptar medidas sociales y económicas.

De izquierda derecha: la alcaldesa de Alcalá, Ana Isabel Jiménez; la delegada de RRHH y Comercio, Ángeles Ballesteros y el delegado de Desarrollo Económico Jesús Mora. De izquierda derecha: la alcaldesa de Alcalá, Ana Isabel Jiménez; la delegada de RRHH y Comercio, Ángeles Ballesteros y el delegado de Desarrollo Económico Jesús Mora.

De izquierda derecha: la alcaldesa de Alcalá, Ana Isabel Jiménez; la delegada de RRHH y Comercio, Ángeles Ballesteros y el delegado de Desarrollo Económico Jesús Mora.

A situación generada por la pandemia de covid-19 ha supuesto un reto sin precedentes para toda nuestra sociedad. No hay antecedentes, ni es posible contrastar con casos anteriores. Para el Ayuntamiento de Alcalá, desde el principio ha estado claro que había que actuar con algunos principios claros: ayudar, ahora más que nunca, a quienes lo necesitan; contribuir con todos los medios a su alcance a frenar la difusión del virus y mirar hacia el futuro planificando los recursos que contribuyan a reactivar la economía. Al logro de estos objetivos se aplica con especial entrega toda la organización municipal.

El golpe que para todos ha supuesto esta situación lo han sentido especialmente los más vulnerables, por ello el Ayuntamiento ha trabajado en estos días de forma especial al lado de ellos, de forma que los servicios públicos sirvan como parapeto y garantía de seguridad para los ciudadanos. Desde que comenzó el estado de alarma se han tramitado ayudas de emergencia social a 1.200 familias. El Ayuntamiento ha liderado la puesta en marcha de una red de ayuda específica para atender las necesidades que se han creado sin dejar de lado las que ya había.

En estos días oscuros hay que lamentar en Alcalá la pérdida de cinco personas por el covid-19 y el sufrimiento de quienes padecen la enfermedad en el municipio. Pero Alcalá les ha hecho frente con la luz de la solidaridad. La vocación de ayudar es una de las señas de identidad de una ciudad que siempre responde ante los retos. Así, al Ayuntamiento ha ido llegando esa ola de solidaridad y se ha articulado con ella una respuesta planificada y eficaz.

De esta forma con la colaboración entre los colectivos y el Ayuntamiento se han impulsado programas de garantía alimentaria entre los más necesitados y se ha creado un red solidaria en la que cientos de voluntarios particulares y también hermandades, empresas o entidades ofrecen, su tiempo y sus recursos para ayudar. De esta forma, por ejempl,o se han realizado miles de mascarillas, cubre calzados y batas de protección que se han repartido por aquellos colectivos con mayor riesgo.

La red de atención se ha completado además con la apertura de los colegios de la ciudad para que los niños que venían recibiendo ayudas de comedor puedan seguir accediendo a ellas. La atención a las necesidades específicas de los ciudadanos en estos días también ha incluido la puesta en marcha de un servicio de apoyo psicológico municipal.

La organización municipal se ha rediseñado para mantener la actividad y que la ciudad no quede paralizada, al tiempo que se centran los esfuerzos en aquellos puntos más necesarios para reducir la expansión del virus. La vocación de servicio público está presente más que nunca en los empleados municipales. El funcionamiento de los departamentos se ha sostenido con un programa de teletrabajo y los órganos de gobierno han adoptado la videoconferencia como fórmula para seguir en activo. Por este medio se ha realizado el primer Pleno telemático de la historia de Alcalá o se han aprobado en Junta de Gobierno medidas de calado para la ciudad tanto en materia social, como urbanística o económica.

Limpieza y desinfección. Limpieza y desinfección.

Limpieza y desinfección.

Un esfuerzo muy importante se ha realizado en la limpieza y desinfección de la ciudad. Cada día, varias cuadrillas de operarios se aplican en esta labor extraordinaria que se ha extendido ya por todas las calles, plazas y urbanizaciones de la localidad. En estas tareas han colaborado también desde empresarios con la cesión de vehículos a la UME, que ha desinfectado las residencias o los bomberos. Su trabajo ofrece frutos como el cien por cien de negativos en las residencias de mayores de la ciudad.

Se han repartido 90.000 mascarillas en todos los domicilios de la ciudad, con el objetivo de preservar la salud de los alcalareños y alcalareñas en la fase de la desescalada. También se han repartido 5.000 mascarillas a los niños de la ciudad adaptadas para ellos.

Reparto de mascarillas. Reparto de mascarillas.

Reparto de mascarillas.

Son muchos en estos días quienes están trabajando para que todo funcione y para proteger a sus vecinos. Los servicios públicos Policía Local, bomberos, Protección Civil , Policía Nacional, trabajadoras de ayuda a domicilio, empleados municipales, sanitarios, farmacéuticos, conductores de transporte público, personal de las residencias, trabajadores de supermercados, comercios de alimentación, panaderos... Desde el Ayuntamiento se les ha ayudado proporcionándoles medios de protección.

Ahora es necesario prepararse para afrontar las consecuencias de la pandemia y del estado de alarma. La alcaldesa de Alcalá, Ana Isabel Jiménez, explica que “lo primero será proteger en todo lo que podamos a quienes lo necesitan, nuestros esfuerzos irán destinados a lograr que nadie quede atrás en el camino de la recuperación y además estoy convencida de que contaremos con la solidaridad de los alcalareños, ya que es una de las señas de identidad que los define”.

El Equipo de Gobierno de Alcalá ha adquirido el compromiso de liderar el reto de la recuperación y no dejar a nadie atrás. Para ello ha aprobado la puesta en marcha un Plan de Actuación Económico y Social para paliar los efectos de la pandemia del  coronavirus, que contempla como planificación económica movilizar más de 4 millones de euros que se emplearán de forma específica en actuaciones de políticas sociales para las familias más vulnerables, incluidas las garantías alimentaria y habitacional y de suministros básicos, puesta en marcha de planes específicos de empleo y ayudas a emprendedores, pymes y autónomos que más sufren esta situación.

Se ha puesto en marcha una línea de ayudas de 1.000 euros para los autónomos con local cerrado por la crisis del covid-19. El Gobierno local ha puesto en marcha este programa gracias al ahorro obtenido con la suspensión de la Feria de Alcalá. El único requisito será volver a abrir en un plazo de cuatro meses tras levantarse las medidas de suspensión. A esta línea se sumará otras líneas, de similares características, orientada a establecimientos comerciales minoristas cuyos titulares cuenten con forma jurídica societaria.En colaboración con los empresarios y comerciantes de Alcalá se ha puesto en marcha un campaña de apoyo al comercio y el portal www.dealcala.com que recogerá la oferta de productos y servicios de comercios y negocios de la ciudad y en el que la participación es gratis.

Así mismo, se ha puesto en marcha la suspensión de los impuestos y tasas municipales de las actividades paralizadas por la declaración del Estado de Alarma, como las tasas de veladores, tasa de basura comercial, mercadillo, módulos de iniciación deportiva y universidad popular. Se suspenderá el pago de la tasa por licencia de veladores. En colaboración con el OPAEF se han aplazado el pago del IBI y el “sellito” del coche hasta el 6 de julio y se paralizan los embargos durante el estado de alarma.

Igualmente desde los servicios económicos se ha puesto en marcha un plan específico de agilización de pagos a proveedores municipales, para inyectar liquidez a las empresas y entidades locales que prestan servicios y colaboran con el Ayuntamiento.

Toda esta planificación, indican desde el Ayuntamiento debe servir para conseguir que tras esta grave crisis sanitaria que estamos viviendo, “en Alcalá de Guadaíra podamos encarar una recuperación económica justa y rápida, sin que nadie se quede atrás”.