Sevilla

La remozada estación del Prado recibirá "en unos días" autobuses turísticos

  • Los vehículos contarán con 41 nuevas plazas de aparcamiento anexas a la terminal.

Comentarios 6

La estación del Prado de San Sebastián estrena nueva imagen y comenzará a recibir "en unos días" los primeros autobuses turísticos que compartirán la remozada terminal con las líneas regulares. Tras varias broncas políticas que tuvieron lugar a finales de 2012, cuando el Ayuntamiento de Sevilla quiso cerrar el inmueble para ponerlo a disposición de la empresa municipal de autobuses Tussam, concentrar allí los autobuses turísticos y trasladar la líneas regulares a la estación de Plaza de Armas, el alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, comprobó este lunes in situ una remodelación que ha durado diez meses con un coste para las arcas municipales de 950.000 euros (580.000 para rehabilitar el edificio; 200.000 para los sistemas de control, vigilancia e información al viajero; y 170.000 para construir dos aparcamientos). 

Uno de ellos se sitúa en la parte trasera de la estación y tiene capacidad para 18 vehículos; el otro en el solar contiguo de la Avenida Carlos V, y será ocupado por hasta 23 autobuses. Junto a Ángel Díaz del Río, decano del Colegio de Arquitectos, y buena parte de su gobierno (Juan Bueno, delegado de Movilidad; Asunción Fley, de Hacienda; y Maximiliano Vílchez, de Urbanismo), el alcalde afirmó que "la reforma elimina que los autobuses turísticos estacionen por toda la ciudad y se atiende a la demanda del sector para que los usuarios dispongan de los aseos de la estación" 

No sólo se han enfoscado y pintado las agrietadas paredes del edificio gestionado por Tussam. Las obras han consistido en la reparación e impermeabilización de las cubiertas del vestíbulo principal, así como la construcción de nuevos aseos y una dependencia de la Policía Nacional. También se ha creado un nuevo acceso peatonal desde la calle José María Osborne e incorporado mejoras tecnológicas como un nuevo centro del control. Los sistemas audiovisuales de información al viajero cuentan con cuatro pantallas de 55 pulgadas con datos sobre las líneas regulares, mientras que 24 pantallas de 21 pulgadas ubicadas en todos los andenes muestran el destino u origen de cada autobús. La megafonía avisa tanto en español como en inglés. 

Tras revisar la remodelación, Zoido dio el pistoletazo de salida a la Semana de la Arquitectura con la colocación de una placa de la Fundación Docomomo, que tiene como propósito estudiar y documentar la arquitectura del movimiento moderno con el fin de lograr su reconocimiento y conservación. "La estación es un exponente singular y emblemático de la arquitectura sevillana, hay que sentirse orgulloso y disfrutar de la grandeza de este reconocimiento", aseguró Díaz del Río. Construida en el año 1941 por los arquitectos Rodrigo y Felipe Medina Benjumea y Juan Talavera y Heredia, la estación es una muestra de la arquitectura racionalista sevillana y ahí radica su valor, por lo que está declarada Bien de Interés Cultural (BIC) por la Junta de Andalucía. En el vestíbulo se pueden admirar los ochos murales decorativos con motivos relacionados con el costumbrismo andaluz del siglo XIX que pintó el artista Juan Miguel Sánchez para dar la bienvenida a los pasajeros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios