Contenido ofrecido por Universidad Pablo de Olavide

El cambio de mentalidad, una de las claves para mejorar el ecosistema

  • Enrique Ramos, profesor de la Universidad Pablo de Olavide, advirtió de los problemas medioambientales

Enrique Ramos, profesor de la UPO. Enrique Ramos, profesor de la UPO.

Enrique Ramos, profesor de la UPO.

Los problemas medioambientales están a la orden del día y son causa de preocupación en una sociedad que debe mentalizarse para cambiar las rutinas negativas. Ayer en el curso sobre Tratamientos avanzados para residuos sólidos y aguas residuales, Enrique Ramos, profesor en el departamento de Biología Molecular e Ingeniería Bioquímica de la UPO, habló largo y tendido sobre este tema.

Ramos afirmó que no es necesario buscar culpables pero las personas “somos responsables de los problemas que están ocurriendo. No hay que demonizar a nadie, debemos detectar la problemática que hay, aceptarla y generar las soluciones necesarias”.

Centró su argumentación en las aguas residuales y cómo conseguir parar este proceso negativo.“Todo pasa por un cambio de mentalidad y el desarrollo de una política. En la sociedad, tenemos una serie de responsables y son los que deben tomar las decisiones correctas. Hay que tener disposición e invertir en soluciones”.

En estos cursos se ha hablado de la falta de educación que también se aprecia en la cultura de la contaminación. “Es la base de todo. Es necesario formar en educación ambiental y es lo primero que le transmito a mis alumnos de la universidad Pablo de Olavide”, explicó Enrique Ramos.

Mas de treinta tipos de contaminación puede encontrarse el ser humano en su día a día. Graves problemas de los que avisó el educador: “Si las vamos separando según el medio en el que se encuentren son muchas: óxidos de nitrógeno en el aire, la materia orgánica que se vierte en los ríos o el volumen de sólidos que es muy elevado y debe minimizarse. En definitiva, hay que prevenir”.

El medioambiente no solo repercute en la salud sino también en la economía. “Hay muchas empresas que están empezando a ver negocio en el modelo de la economía circular como ámbito de la sostenibilidad”, enfatizó.

Por último, recordó que el mundo “no es de uno solo, sino de todos. No hay un repuesto. Este mundo es único”.