Sevilla

A 40 grados y sin aire acondicionado

  • Unos 2.500 clientes de Endesa de la zona norte sufrieron ayer un corte de luz entre las 14:00 y las 16:30, las horas de mayor calor · La compañía dice que fue programado

Comentarios 5

Muchos clientes asiduos a los bares y restaurantes de la zona de Pino Montano se quejaron ayer a los camareros de que les sirvieran la cerveza caliente. Para colmo, tampoco funcionaba el aire acondicionado y el termómetro marcaba en el exterior 40 grados de temperatura. A los hosteleros del barrio, y también a los residentes, les sorprendió el corte de luz "programado" por Sevillana Endesa en un domingo de calor, justo a la hora de la comida.

Algunos de los hosteleros de la zona han valorado las pérdidas provocadas por el corte de luz entre los 200 y los 2.000 euros y casi todos coinciden en que Sevillana Endesa no les avisó de que iban a cortar la luz.

Otro de los restaurantes afectados por el corte fue El Cenachero, que asegurahaber perdido casi 25 comensales durante el apagón. "Eso es casi la mitad de los clientes habituales", aclaraba Antonio Fernández , gerente del local.

Además, según comentó este hostelero, durante algo más de una hora se produjeron cortes de luz intermitentes "que han podido afectar a la maquinaría de alta tensión del restaurante". En los próximos días, valorará las pérdidas y planteará una posible queja, aunque no se muestra muy convencido de que una reclamación sirva de algo.

Por su parte, Sevillana Endesa explicó ayer que el corte de electricidad se realizó para acometer unas obras de mejoras en el tendido eléctrico. Concretamente, según explicaron fuentes de la empresa, el problema se localizó en un cable subterráneo entre el concesionario de Renault y el de Mercedes, en el polígono Calonge. La empresa argumentó que la avería fue "complicada" y reconoció que el corte se efectuó en una "mala hora" por el fuerte calor que hacía en esos momentos en Sevilla, pero que "ha sido necesario para evitar un mal mayor". Sin embargo, justificaron el corte del suministro eléctrico en un domingo a primera hora de la tarde porque es cuando menos "carga" hay en la línea que fue interrumpida.

Un argumento difícil de explicar a los 2.500 clientes de la zona que no pudieron ni siquiera dormir la siesta. Para ellos no hay consuelo que valga.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios