Guerra Civil

La Junta destina seis millones para recuperar las fosas comunes

  • El Consejo de Gobierno aprueba el primer Plan de Memoria Histórica y Democrática

El vicepresidente de la Junta, Manuel Jiménez Barrios, ayer en el palacio de San Telmo. El vicepresidente de la Junta, Manuel Jiménez Barrios, ayer en el palacio de San Telmo.

El vicepresidente de la Junta, Manuel Jiménez Barrios, ayer en el palacio de San Telmo. / Manuel Vidal / Efe

Comentarios 1

Más de un año y medio después de la aprobación de la Ley de Memoria Histórica y Democrática de Andalucía, el Consejo de Gobierno aprobó el primer plan correspondiente al periodo 2018-2022, en el que se detallan los objetivos, estrategias y acciones en la materia y que cuenta con un presupuesto de 11 millones de euros, de los que más del 50% serán para la recuperación de fosas comunes y la identificación de ADN.

El plan, que viene establecido por la norma andaluza, aprobada sin ningún voto contrario en la Cámara andaluza en abril de 2017, se centrará en los trabajos de localización, exhumación e identificación de las víctimas; conservación, mantenimiento y rehabilitación de lugares, y recuperación de documentos y testimonios orales, según detalló ayer el consejero de Presidencia y vicepresidente de la Junta, Manuel Jiménez Barrios.

El compromiso del Gobierno andaluz con las víctimas y los derechos humanos es "total", aseguró Jiménez Barrios, quien destacó el trabajo "riguroso" llevado a cabo para elaborar el plan integral, que ha contado con las aportaciones de más cien entidades memorialistas y de las universidades.

El texto aprobado tiene como objetivo garantizar el reconocimiento de las víctimas de la Guerra Civil y la dictadura franquista bajo los "principios de verdad, justicia, reparación y garantía de no repetición", destacó Jiménez Barrios.

Un total de 11 millones de euros

Los 11 millones irán destinados a las políticas gestionadas directamente por la Consejería de Presidencia, Administración Local y Memoria Democrática, y más de la mitad de su dotación se destina a intervenciones en fosas comunes e identificación genética con un banco de ADN.

Ello supondrá duplicar su actual dotación anual, sin contar con las partidas específicas que aportarán otras consejerías.

La nueva estrategia tiene como objetivos impulsar la cooperación y coordinación entre las administraciones, las entidades memorialistas y la ciudadanía; articular las acciones para el reconocimiento institucional y la reparación de las víctimas y del franquismo, y contribuir a la mejora de la difusión científica de los hechos, asegurando la preservación de los documentos y favoreciendo la investigación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios