Salud

El Valme exporta un sistema para controlar las bacterias multirresistentes

  • Una alerta, que se ha implantado en los centros del SAS, permite evitar brotes que pueden ser letales en personas frágiles

El equipo de Medicina Preventiva del Hospital de Valme, que ha desarrollado el nuevo sistema de alerta HAM. El equipo de Medicina Preventiva del Hospital de Valme, que ha desarrollado el nuevo sistema de alerta HAM.

El equipo de Medicina Preventiva del Hospital de Valme, que ha desarrollado el nuevo sistema de alerta HAM. / A.G.B.

El sistema de alerta HAM (Health Alert Monitoring), una herramienta informática diseñada por especialistas de Medicina Preventiva del Hospital de Valme, funciona desde el pasado mes de enero en todos los hospitales andaluces para el control de las infecciones en el ámbito sanitario, un problema de salud pública de gran impacto.

El nuevo sistema, que está incluido en la historia clínica digital, consiste en una alerta que llega a través de sms y de correo electrónico a los responsables sanitarios encargados de frenar posibles brotes en hospitales y otros centros sanitarios.

“El objetivo de esta herramienta es romper la cadena de transmisión de las bacterias multirresistentes en los centros y para ello el sistema se activa cuando un paciente afectado por estas bacterias, bien porque es portador bien porque presenta síntomas de la infección, llega a un centro sanitario. Esto permite adoptar de manera precoz medidas preventivas para evitar contagios”, explica la doctora Encarnación Román, especialista de Medicina Preventiva en el Valme y coordinadora del sistema HAM en Andalucía.

La doctora Encarnación Román, coordinadora de HAM en Andalucía. La doctora Encarnación Román, coordinadora de HAM en Andalucía.

La doctora Encarnación Román, coordinadora de HAM en Andalucía. / A.G.B.

El nuevo sistema de alerta sanitaria nació en 2016 de la mano de los médicos preventivistas de este hospital universitario en colaboración con otras especialidades (Medicina Interna, Urgencias, Enfermedades Infecciosas, Microbiología y el Servicio de Informática). Tras los resultados del pilotaje, en 2017 comenzó a implantarse en el resto de hospitales públicos de Sevilla: Virgen del Rocío, Macarena y La Merced de Osuna. A principios de año, todos los hospitales andaluces han puesto en funcionamiento el sistema HAM. Desde su puesta en marcha en 2016 no se han registrado brotes en el Valme, lo que constata los buenos resultados del nuevo sistema de alerta.

Las infecciones vinculadas a la asistencia sanitaria son consideradas un grave problema de salud pública. Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) se estima que en Europa fallecieron 37.000 personas en 2017 a causa de infecciones contraídas en el ámbito sanitario, una cifra muy superior a las muertes en accidente de tráfico (25.300). En España se estima que entre el 5-7% de las personas que son ingresadas en hospitales contraen esta infección, unos 250.000 pacientes al año, en datos absolutos.

“Dentro de las infecciones de ámbito sanitario, el manejo de las bacterias multirresistentes es un problema sanitario de gran magnitud porque frente a estas infecciones nos quedamos sin alternativas terapéuticas. Algunas bacterias son resistentes a un grupo de antibióticos, y otras a todos los antibióticos conocidos”, advierte la especialista.

Imagen de Klebsiella pneumoniae, bacteria multirresistente. Imagen de Klebsiella pneumoniae, bacteria multirresistente.

Imagen de Klebsiella pneumoniae, bacteria multirresistente. / D. S.

A través de la nueva herramienta informática, los médicos preventivistas pueden adoptar de manera eficaz distintas medidas para impedir que estos microorganismos afecten a pacientes ingresados. “Mediante la alerta, cuando llega un paciente con alguna de estas bacterias a Urgencias o a cualquier otro acceso al hospital, activamos distintas medidas: el paciente no comparte habitación con otros pacientes si necesita ingresar; y si entra en Urgencias, en lugar de ocupar un sillón junto a otros pacientes, es atendido en un box individual para impedir que transmita la infección a otros”, añade la doctora Encarnación Román.

Los pacientes más frágiles son especialmente vulnerables a los gérmenes en el ámbito sanitario que pueden desencadenar desde complicaciones de la enfermedad de base; tratamiento severos; estancias hospitalarias prolongadas; e incluso la muerte.

“Nuestro objetivo era romper la cadena de transmisión de estas infecciones, y desde que hemos implantado este sistema de alerta no se ha registrado ningún brote”, concluye la doctora.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios