Sevilla

Los hosteleros prevén subir las ventas un 40% en Semana Santa gracias al buen tiempo

  • El día de mayor consumo del año en los negocios del centro es el Domingo de Ramos.

Comentarios 2

Un año más, pendientes del cielo. Todos miran hacia arriba cuando llegan estas fechas. Cofrades, hoteleros y hosteleros. No sólo los responsables de las hermandades y el Consejo de Cofradías consultan las webs meteorológicas estos días. Los dueños de bares y restaurantes hacen lo propio, puesto que según cómo se comporte el tiempo les merece la pena adquirir víveres para esta celebración. Del cielo también depende buena parte de los beneficios de esta semana.

No en vano, la Semana Santa supone una de las mejores fechas para la hostelería sevillana, especialmente para los establecimientos del casco antiguo y para los que se sitúan cerca de las salidas y entradas de las cofradías. Por tal motivo, el factor meteorológico es crucial para llevarse un buen pellizco. Así lo confirmó ayer a este periódico el presidente de los hosteleros sevillanos, Pedro Sánchez-Cuerda, quien aseguró que durante esta celebración se consiguen aumentar las ventas un 40% por encima de cualquier otra semana.

Este porcentaje ha sido complicado conseguir los últimos años a consecuencia de la lluvia. Las precipitaciones suponen un duro revés para muchos negocios que días antes realizan un gran gasto para provisionarse de víveres y bebidas con los que atender a la clientela estos días. Las primeras predicciones apuntan a que el Domingo de Ramos lucirá el sol y será caluroso, pues se apuntan máximas de 30 grados. Esta jornada, según Sánchez-Cuerda, es en la que se bate el récord de consumo en los bares del centro. "Es el día en el que más salida se le da a la comida y bebida, de ahí la importancia de que haga buen tiempo, puesto que la caja que se haga ese día supone en estos tiempos un gran alivio", asegura el presidente del sector.

Una de las críticas más habituales de los consumidores en Semana Santa es la reducción en la carta y menús de muchos negocios, que suprimen la tapa y sólo ofrecen medias y raciones, por lo que se priva a muchos turistas de degustar una variedad sevillana. Los inspectores de sanidad aconsejan que a la hora de consumir o comprar víveres en los establecimientos se compruebe que cuenta con la licencia oportuna para ello.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios