Sevilla

Una intervención en las Tres Mil Viviendas acaba con dos policías lesionados

  • Los agentes iban a detener a una mujer sobre la que pesaba una orden judicial y fueron agredidos por familiares y vecinos de la sospechosa

Panorámica del Polígono Sur, con las Tres Mil Viviendas al fondo. Panorámica del Polígono Sur, con las Tres Mil Viviendas al fondo.

Panorámica del Polígono Sur, con las Tres Mil Viviendas al fondo. / Juan Carlos Muñoz

Dos policías nacionales resultaron lesionados recientemente en una intervención en las Tres Mil Viviendas, adonde habían acudido para detener a una mujer perteneciente a un clan de narcotraficantes sobre la que pesaba una reclamación judicial por un asunto relacionado con el tráfico de drogas.

Los agentes estaban deteniendo a la sospechosa, cuando la mujer comenzó a dar gritos para alertar a sus vecinos y familiares. Varias personas salieron de sus domicilios y se acercaron al lugar en el que estaban los dos policías con la mujer a la que iban a detener y comenzaron a agredir a los funcionarios, que finalmente no pudieron practicar la detención.

Los funcionarios que resultaron heridos pertenecen a una de las unidades más prestigiosas de la Policía Nacional, el Grupo de Motos. Son indicativos que patrullan en motocicletas de gran cilindrada, lo que otorga unas grandes prestaciones a la hora de circular tanto a gran velocidad como por zonas estrechas con más dificultades para un coche.

Uno de los agentes de esta unidad sufrió hace unos meses una brutal agresión por parte de varios miembros de un clan de delincuentes de la barriada de Su Eminencia, que reconocieron al policía cuando se encontraba en un bar durante una jornada de descanso con varios miembros de su familia. Esta paliza ocurrió el pasado 6 de diciembre en un establecimiento del barrio de La Juncal, y el funcionario sufrió numerosos golpes en la cara y un corte importante en la zona de la nariz.

La Policía Nacional detuvo cinco días después a los dos principales implicados en la agresión, dos delincuentes de la zona de Su Eminencia y el Cerro del Águila. Los dos tienen antecedentes, pero uno de ellos es especialmente peligroso y tenía en el momento de su detención cuatro órdenes de ingreso en prisión en vigor.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios