Sevilla

Una joven ratifica que su madre la engañó para prostituirla cuando tenía 14 años

  • La madre, que está siendo juzgada en la Audiencia, se enfrenta a una pena de 22 años de cárcel

Una sala de la Audiencia de Sevilla durante un juicio. Una sala de la Audiencia de Sevilla durante un juicio.

Una sala de la Audiencia de Sevilla durante un juicio. / Belén Vargas

Una joven ahora mayor de edad ha ratificado que su madre -juzgada este lunes junto a otros dos acusados- la engañó cuando tenía 14 años para prostituirla en sendos locales donde sufrió abusos sexuales continuados, por los que la Fiscalía pide 22 años de prisión para su madre y 13 y medio para el resto. El juicio se celebró ayer en la Sección Primera de la Audiencia de Sevilla, donde la víctima se mantuvo firme en su declaración, alegando que en 2014, cuando tenía 14 años, su madre la llevó engañada diciéndole que iba a limpiar a un local del municipio sevillano en el que residían para que abusaran sexualmente de ella, hechos que se repitieron varias veces y en dos locales distintos cuyos titulares son juzgados junto a su madre.

La joven, que hasta la mayoría de edad ha estado tutelada por la Junta de Andalucía en distintos centros de protección de menores, mantenía entonces una relación con un hombre adulto de unos 30 años -que actualmente se encuentra en prisión por hechos que no tienen que ver con el caso-, que fue quien denunció los hechos, si bien ayer en el juicio dijo no acordarse de nada porque en aquella época solía estar bajo los efectos de la droga.

En su interrogatorio, la madre negó los hechos y sólo reconoció que quien ejercía la prostitución era ella misma para sacar adelante a seis hijos dada la frágil situación económica de la familia.

Los dueños de los locales donde presuntamente se produjeron los abusos también negaron los hechos. En el juicio testificaron el hijo de uno de los dos hombres acusados, trabajadores de uno de los locales y el presidente del hogar de ancianos que funcionaba en uno de los inmuebles. También declaró la psicóloga que redactó el informe pericial de la causa, que lo ratificó, y otra profesional que trató a la víctima, que destacó su madurez en las declaraciones relativas a los hechos enjuiciados.

La Fiscalía -única acusación personada en la causa- elevó a definitiva su calificación provisional y solicitó para la madre 22 años de cárcel como autora de un delito de prostitución y cooperadora necesaria de dos delitos de abusos sexuales continuados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios