Sevilla

Dos ladrones destrozan el escaparate de un Burger King pero no logran robar

La hamburguesería, con el cristal fracturado. La hamburguesería, con el cristal fracturado.

La hamburguesería, con el cristal fracturado. / m. g.

La Policía Nacional y la Policía Local detuvieron la madrugada de ayer a 23 personas por su presunta participación en una multitudinaria reyerta entre ultras del Betis y del Sevilla ocurrida en un bar de la avenida Concejal Alberto Jiménez Becerril, prolongación de Torneo. Los hechos ocurrieron sobre la una de la madrugada en una taberna irlandesa de esta calle, en la que ambos grupos se enzarzaron en una trifulca que acabó con una persona herida con contusiones y lesiones leves tras recibir un fuerte golpe en la cabeza.

El único herido en la pelea fue trasladado al Hospital Virgen Macarena, mientras que la Policía detuvo a otros 23 hinchas, entre los que hay tres de nacionalidad sueca. Los agentes de ambos cuerpos intervinieron varias armas blancas, así como un serrucho, un hacha, palos y punzones. También decomisaron varias entradas para el partido que enfrentó a ambos equipos por la noche en el estadio Ramón Sánchez Pizjuán. Los 23 detenidos permanecían a la hora de cierre de esta edición en los calabozos de la Jefatura Superior. El número de arrestos podría incrementarse en las próximas horas si la Policía decide detener también al ultra que permanece hospitalizado.

El delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, apuntó ayer que los participantes en la reyerta se habían citado para pegarse a través de las redes sociales y de mensajes de telefonía móvil. Sanz informó de que los disturbios se iniciaron en la zona de la Cartuja. "Ha sido un enfrentamiento bajo cita previa, utilizando las redes sociales", apuntó el delegado del Gobierno, que añadió que la investigación continúa abierta. Como es habitual en este tipo de encuentros, el partido fue declarado de alto riesgo y se montó un dispositivo de seguridad compuesto por aproximadamente 900 personas, entre ellas unos 400 agentes de las dos policías, a los que se añade el personal de seguridad privada, así como los bomberos y los efectivos sanitarios del servicio de emergencias 061.

El concejal delegado de Seguridad, Movilidad y Fiestas Mayores del Ayuntamiento de Sevilla, Juan Carlos Cabrera, destacó la actuación de la Policía Local en esta pelea, y lamentó los incidentes. En unas declaraciones difundidas por el Ayuntamiento, el edil de Seguridad aseguró que la Policía Local, "en coordinación con la Policía Nacional, ha llevado a cabo la detención de 24 ultras de ambos equipos", y su labor permitió "evitar a tiempo" que este enfrentamiento "terminara en algo de mucha más dimensión".

La Liga anunció que presentará en los próximos días un escrito de personación en las diligencias que se instruyan sobre los incidentes, y expresó "su más enérgico rechazo a los mismos, así como a cualquier forma de violencia que suceda durante un encuentro de fútbol o que tenga al fútbol como excusa".

Dos individuos intentaron robar hace unos días en una hamburguesería de la cadena Burger King de Castilleja de la Cuesta. Lo hicieron fracturando el cristal con mazas, pero no lograron sustraer nada. Los delincuentes iban encapuchados y se dieron a la fuga en un coche. La Guardia Civil ha abierto una investigación sobre este intento de robo, que no ha sido el único cometido en los últimos días.

El día 4 de enero hubo un alunizaje en una tienda de juguetes de Camas. Los ladrones empotraron una furgoneta que había sido robada en la barriada de Fuente del Rey, en Dos Hermanas contra el escaparate de la juguetería. Luego huyeron en la furgoneta y la abandonaron en Bellavista, donde fue recuperada por la Policía Nacional.

La investigación continúa abierta y no se descarta que el robo sea obra de una banda de aluniceros de Bellavista, que ya fueron detenidos el verano pasado tras robar por el mismo método en varias perfumerías.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios