Sevilla

Un menú con sabor solidario

  • El comedor social de la Orden de San Juan de Dios realiza una comida especial de Nochebuena · Desde el mes de octubre han atendido a casi 500 personas

Algunos habitan en la calle y los que tienen una casa viven con lo justo para llegar a fin de mes. Golpeados por la crisis económica y condenados a sobrevivir careciendo de lo más básico. Gracias a la labor de los hermanos de la orden de San Juan de Dios, pueden distrutar de una comida navideña especial. Eso sí, sin demasiados excesos porque los recursos son limitados. "Vamos analizado las necesidades y les ayudamos con los recursos que disponemos", explica el hermano y coordinador del comedor social San Juan de Dios, Salvador Fuentes.

Hace dos meses el número 8 de la calle Misericordia, que durante años albergó una de las residencias para mayores que dispone la orden, se habilitó como comedor social para los más necesitados. Trabajan unos 80 voluntarios, además de un elevado número en lista de espera, a los que se les llama de forma eventual.

Al no recibir ninguna subvención pública, la actividad se mantiene apoyada por los donativos y colaboraciones de diferentes entidades (entre ellas, el Banco de Alimentos y varias hermandades de Sevilla), y por la labor conjunta de la orden de San Juan de Dios y la asociación Tú sí puedes, cuyos socios aportan una cuota mensual. "Las necesidades son muchas, y cada caso es un auténtico drama. En Navidad, los corazones son más sensibles y somos más solidarios, pero no podemos olvidar que la necesidad existe los 365 días del año", asegura Fuentes, quien agradece la buena colaboración de los sevillanos. "Los ciudadanos siempre han respondido bien a nuestra labor y, gracias a su generosidad, pudimos abrir el centro de Alcalá de Guadaíra".

El menú de nNochebuena tiene un sabor más especial y los usuarios lo saben. "Es el primer año que abrimos el día de Nochebuena y ya preparamos también un menú especial para el día 31", explica. Por ello, las cocineras trabajan con esmero cuidando con detalle cada uno de los platos que sirven a mediodía.  "Hemos preparado sopa de picadillo de primero, lomo al horno con guarnición de segundo y dulces de Estepa para el postre. Un matrimonio nos ha donado los entremeses y nosotros prepararemos bolsas con mantecados para los comensales", explica.

Cada día el comedor social sirve comida a unas 135 personas, además de preparar alimentos para las familias con niños pequeños, que, por la edad, no pueden acceder al centro. El horario de atención es de 13:00 a 14:30.

Dentro del proyecto social de San Juan de Dios se incluye también el programa de higiene, en el que el usuario puede ir a ducharse y vestirse con la ropa que facilita el centro. Durante este otoño han repartido 150 mantas para combatir las bajas temperaturas.

El hermano Salvador Fuentes reconoce que la retirada de las ayudas estatales agravará la situación y detalla que el perfil del usuario (en un 80% hombres) ha cambiado y ya es frecuente encontrar al "recién desempleado".

Desde su puesta en marcha el 5 de octubre, han atendido a casi 500 personas. "Trabajamos con la persona para mejorar realmente su situación y no sólo prestar una ayuda puntual".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios