Sevilla

Una obra de cuatro millones para la nueva oferta comercial de la Avenida

  • La intervención urbanística prevista en la antigua sede del Banco de Andalucía para su transformación en 'hostel' de lujo con bajos comerciales incluye la reforma de la fachada

La gran obra de remodelación de la antigua sede del Banco de Andalucía costará más de cuatro millones de euros e incluirá cambios sustanciales en la fachada principal, que perderá los soportales que servían de acceso a la entidad bancaria. El objetivo del proyecto inmobiliario es convertir el inmueble en un establecimiento hotelero (un denominado hostel de alto nivel ) con una oferta comercial en los bajos que obliga a ciertas reformas. El comienzo de las obras está previsto para este verano con un presupuesto total de 4,1 millones de euros para una intervención que se desarrolla en 8.281 metros cuadrados. El mayor gasto se hará en demoliciones, saneamiento, estructuras, carpintería de madera, carpintería metálica y pinturas.

Tras varios años sin uso, la sociedad Drago Capital, compañía de inversión y gestión inmobiliaria que opera en España y Portugal, anunció recientemente que el edificio del antiguo Banco de Andalucía será el primer hostel de lujo de Sevilla. La idea es que el hotel, cuyo operador por el momento no ha sido comunicado oficialmente, estará listo en el segundo trimestre de 2017 con vistas a las próximas fiestas mayores de la ciudad.

Drago Capital y un inversor privado español acordaron la adquisición del edificio. El inmueble cuenta con una superficie de casi 8.300 metros cuadrados y está situado junto a la Avenida de la Constitución y la Plaza Nueva, en un enclave estratégico, muy próximo a los principales monumentos de la ciudad y junyo a la parada del tranvía en la Plaza Nueva.

Drago Capital gestionará la reforma del edificio, que se convertirá en un hotel en las plantas superiores y tendrá una zona comercial de 2.000 metros cuadrados. También se encargará de la gestión de la rehabilitación del edificio. Esta operación contribuirá a la revitalización de la zona de la Plaza Nueva y la Avenida de la Constitución, una de las que más se ha transformado en los últimos años, ya que la Avenida ha pasado de concentrar los principales bancos y sedes de empresas de la ciudad a acoger numerosos negocios de hostelería en un proceso que se ha denominado como de terciarización evidente.

MacPherson Consultores se encargará de la comercialización de los locales del edificio. Entre otras operaciones realizadas en los últimos años, Drago Capital ha liderado un consorcio encargado de la rehabilitación integral del edificio Gran Vía 32 de Madrid, adquirido hace un año por Pontegadea, el vehículo inversor del empresario gallego dueño de Inditex, Amancio Ortega.

El Banco Popular pasó a ser el propietario de la antigua sede del Banco de Andalucía por efecto de la fusión de los bancos y desalojó en el año 2012 las últimas plantas que usaba como oficina en este edificio de la calle Fernández y González. La central de la entidad funciona a pleno rendimiento en el inmueble con el que cuenta en la confluencia de la Avenida de la Constitución con la calle García Vinuesa. El Popular apostó entonces por deshacerse de inmuebles al disponer de una estructura duplicada como consecuencia de la referida fusión.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios