Sevilla

Un joven arranca un trozo de oreja a su cuñado a mordiscos

  • La Policía Nacional ha detenido a los dos implicados en la pelea, que se originó porque uno atacó con un palo a la novia del otro

Un patrullero de la Policía Nacional, en la zona de Urgencias del Macarena. Un patrullero de la Policía Nacional, en la zona de Urgencias del Macarena.

Un patrullero de la Policía Nacional, en la zona de Urgencias del Macarena. / Antonio Pizarro

Comentarios 4

La Policía Nacional detuvo la madrugada de este miércoles a dos jóvenes de 22 años que se enzarzaron en una reyerta en el Hospital Virgen Macarena. Ambos son cuñados, y uno de ellos arrancó parte de la oreja al otro a mordiscos. Los dos fueron arrestados como presuntos autores de un delito de lesiones.

Los hechos ocurrieron entre las once de la noche del martes y las tres de la mañana de este miércoles. La riña se originó porque uno de los implicados agredió con un palo a la novia del otro en el transcurso de una pelea entre varias personas. Este primer incidente sucedió en el Polígono Norte, donde viven ambos.

Concretamente, fue en la calle Hermano Pablo, una de las vías más conflictivas de la ciudad. La chica resultó herida y fue trasladada al Hospital Virgen Macarena para que la curaran. Recibió siete puntos de sutura en la cabeza.

Ya tras esta primera agresión se produjo un primer enfrentamiento entre el novio de la chica agredida y el presunto agresor, su cuñado. La pelea continuó horas después, ya de madrugada, en el Hospital Virgen Macarena, donde los dos se volvieron a encontrar. Tras un fuerte enfrentamiento a golpes, el novio de la joven golpeada con un palo propinó un mordisco en la oreja izquierda a su cuñado, al que arrancó parte del lóbulo.

Los vigilantes del hospital tuvieron que intervenir y avisaron de lo ocurrido a la Policía Nacional. Una patrulla de este cuerpo llegó al hospital y detuvo a los dos implicados en la pelea. Al menos uno de los detenidos, el que sufrió la amputación de parte de la oreja, es un conocido delincuente del Polígono Norte, identificado como Francisco Javier P. O.

Tanto él como su cuñado permanecen en las dependencias de la Jefatura Superior de Policía a la espera de pasar a disposición judicial en las próximas horas. A ambos se les imputa un delito de lesiones. El joven que perdió el trozo de oreja tuvo que ser atendido en el mismo hospital, donde también le aplicaron varios puntos de sutura.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios