Sevilla

Los padres del niño que murió en una papelera reclaman una indemnización

  • La nueva acción legal se produce tras el archivo del caso en la vía penal

Comentarios 1

Los padres del niño de cuatro años que murió al quedar atrapado en una papelera del colegio Jacaranda de Sevilla Este han decidido presentar una reclamación patrimonial por mal funcionamiento de la Administración educativa. Esta nueva acción legal se produce después de que la Audiencia de Sevilla archivase en diciembre pasado las diligencias penales abiertas para tratar de esclarecer si se produjo alguna negligencia de los profesores a la hora de auxiliar al niño.

El abogado Félix Muñoz, que representa a los padres, anunció ayer que la reclamación se presentará el próximo 3 de junio en la Delegación de Educación, donde los propios progenitores ofrecerán más detalles sobre la misma.

El sobreseimiento de la causa se produjo porque la Audiencia Provincial estimó que el centro disponía de la vigilancia adecuada y que la muerte del pequeño se debió a un accidente. El suceso tuvo lugar a mediodía del 25 de abril de 2006, cuando L. S. R., de cuatro años, se quedó colgado en una de las papeleras del colegio y falleció debido a una parada cardíaca por asfixia.

Aunque no se demostró la falta de seguridad de este modelo de papeleras, éstas fueron retiradas de forma preventiva de varios centros escolares de Sevilla.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios