Las claves del día Suscríbete a nuestra 'newsletter' y recíbela cada mañana de lunes a viernes

Contenido patrocinado

Las parafarmacias online hacen su agosto en julio

Piel solo hay una y hay que cuidarla y protegerla para así prevenir determinadas enfermedades. Piel solo hay una y hay que cuidarla y protegerla para así prevenir determinadas enfermedades.

Piel solo hay una y hay que cuidarla y protegerla para así prevenir determinadas enfermedades.

Inmersos en pleno verano, los termómetros de Andalucía están a punto de estallar. Es en estos momentos cuando uno se alegra muchísimo de tener un aire acondicionado en casa, elemento totalmente imprescindible, sobre todo, durante las horas en las que más calienta el sol. Por supuesto, fundamental también contar con una buena protección solar, y si hace tanto calor que no quieres ni salir a comprarla, seguro que encuentras alguna parafarmacia online y, a través de un simple click, podrás ir llenando tu carrito con todos los productos que más te interesen y directamente te los llevarán a casa.

Y es que los dermatólogos repiten constantemente que a lo largo de todo el año hay que utilizar una crema solar de pantalla total, o sea, spf50. Seguro que no es la primera vez que lees spf en algún bote de crema y también es probable que no sepas su significado, pues bien, estas siglas quieren decir Sun Protection Factor, o dicho de otra manera, factor de protección solar. Y cuanto mayor sea éste, más protegida estará tu piel. Lo ideal es utilizar un spf50, con independencia de que seas más blanco o más moreno, ya que estos últimos tienden a pensar erróneamente que no se ven afectados por las quemaduras solares y, por eso, se arriesgan a no llevar ningún tipo de protección o emplean spf muy bajos.

Hay determinados tipos de negocio, como las parafarmacias, que hacen su agosto en julio gracias a la demanda de este tipo de productos. Nos bombardean por todas partes con información sobre lo importante que es cuidarse la piel, por lo que al final la gente está concienciada y no está dispuesta a dejar pasar el verano sin comprar estos productos. Y, para ello, recurren a su parafarmacia más cercana o realizan estas compras vía online. De hecho, la oferta es muy amplia, aparte del típico envase de plástico que aprietas y sale el producto, los hay de todas clases, en cuanto al tipo de formato y a la variedad, te enumeramos unos cuantos:

-No es lo mismo querer protegerse la cara que el resto del cuerpo, por lo que prepara tu bolsillo, porque lo más normal es que compres dos productos diferentes para aplicarlos en estas zonas. Y, de hecho, si quieres protegerte los labios, algo que recomendamos al 100%, también deberías añadir un protector labial adecuado ¿O es que pensabas que a los labios no les da el sol?

-En cuanto a la crema de protección facial, si tienes la piel blanca y quieres ir a la playa o piscina y no parecer aún más blanquecino al untarte el producto, puedes optar por una crema que tenga color, de hecho, las hay de diferentes tonalidades para que se adapten así a tu tono de piel.

-Después de tomar el sol, si realmente quieres llevar a cabo una hidratación intensa de tu piel, no puedes dejar de comprarte el conocidísimo  After Sun, que te proporcionará una sensación inmediata de alivio y también de frescor.

-También hay cápsulas que contienen vitaminas y que protegen tu piel a nivel interno. Es una manera de preparar tu piel antes de que te vayas a exponer de manera más constante al sol.

-Y en cuanto al tipo de envases hay múltiples variedades. Puedes optar por el típico bote de crema que aprietas y coges la cantidad deseada; o igual prefieres utilizar algún tipo de spray, ya que éstos siempre van a ser más fáciles de extender, aunque también se pierde más cantidad de producto... Por un lado, está el spray que es blanco como el color de la crema, y por otro lado, las marcas más modernas lo tienen también transparente, de manera que no se verá ninguna roncha en tu piel.

Estas cremas hay que ponérselas  al menos 30 min antes para que hagan el efecto adecuado. Aunque a muchos les encante estar en una tumbona bajo el sol, hay que evitar este tipo de exposiciones, sobre todo, en las horas más peligrosas que es cuando el sol incide con más fuerza. No hay que volverse loco e ir por la sombra todo el día, por supuesto que no, pero con este tema hay que ser muy precavido y, al menos, una vez al año acudir a un buen dermatólogo y mostrarle tus lunares para cerciorarte de que todo está en orden.

Y es que está clarísimo que los tiempos han cambiado y mucho, ya no se ve como hace años a gente en la playa con la típica lata de Nivea azul, y tampoco es tan normal hoy día el uso de aceites corporales para conseguir un moreno inmediato. No hay que hacer locuras, piel solo hay una y hay que cuidarla y protegerla, para así prevenir determinadas enfermedades. Y después de todo esto... ¿No has ido aún a la parafarmacia?

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios