Paro en Sevilla

La provincia de Sevilla registra el segundo peor agosto en seis años

  • Sevilla eleva el número de parados en 2.189 personas y reduce el empleo en 6.421. Pese al mal dato, la desaceleración del mercado laboral es menor que a nivel nacional

Oficina del Servicio Andaluz de Empleo Oficina del Servicio Andaluz de Empleo

Oficina del Servicio Andaluz de Empleo / Archivo

Comentarios 4

Como todos los años, el mes de agosto ha sido malo en la provincia de Sevilla, por el parón de la actividad y porque aquí, a diferencia de las zonas costeras, es temporada baja. Pero, siendo malos, los datos no son tan inquietantes como a nivel nacional, básicamente porque al menos son mejores que los del mismo mes del año pasado. De hecho, los 2.189 nuevos parados que pasan a engrosar la lista del desempleo, hasta situar la cifra total en 196.122, son bastantes menos que los 5.129 de agosto de 2017. Y los 6.421 afiliados que pierde el sistema, hasta 706.264, también están por debajo de los 7.666 del ejercicio precedente.

Ello no debe obviar, sin embargo, el hecho de que estamos ante el segundo peor agosto -tanto en paro como en afiliación- en seis años, lo que indica que la provincia no es ajena a la tendencia general de desaceleración del mercado laboral. En cualquier caso, el paro evoluciona sólo ligeramente peor que en Andalucía (+1,13% frente a 1,06%) y definitivamente mejor que en España (+1,13% frente a +1,50%). En afiliación sucede algo similar: la caída del empleo, del 0,91%, es más acusada que la de Andalucía (0,63%), pero menos que la española (0,91%).

Aún sale mejor parada Sevilla si tenemos en cuenta la evolución anual de los indicadores, es decir, entre agosto de 2017 y agosto de 2018. Ahí sucede un hecho muy poco común en los años de la recuperación: la provincia se comporta mejor en algunos aspectos que la región y la media española, lo que indica una cierta resistencia a la desaceleración del mercado laboral. En un año hay 10.815 parados menos en Sevilla, un 5,23% menos, por encima del 4,69% regional, y ligeramente por debajo de la media española (5,92%), aunque hay que tener en cuenta que hace unos meses la distancia en ese ritmo de caída era mucho mayor. Eso sí, la desaceleración es clara, y los 10.815 desempleados menos están lejos de los 17.689 que se registraban en la evolución anual en agosto de 2017.

Por lo que respecta a la afiliación, el ritmo de creación de empleo es aún vigoroso y no hay tantos síntomas de frenazo. Hay en agosto 21.290 trabajadores más que hace un año, una cifra importante y sólo muy ligeramente inferior a la de 2017 (21.614), que marca el mayor avance de los últimos seis años. Además, Sevilla crece en cotizantes a la Seguridad Social por encima del 3% (3,11%) mientras que Andalucía lo hace al 2,94% y España al 2,89%. Sólo diez provincias generan más puestos de trabajo que Sevilla y en Andalucía la única que la supera es Málaga (4%), la más dinámica en la región con diferencia en los años de la recuperación.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios