Sevilla

El patinete eléctrico que vale para todas las calles

  • El 'segway' desarrolla nuevos usos, desde vehículo policial a rutas turísticas, soporte publicitario y punto de información móvil

Hay inventos que llegan antes de tiempo, que se adelantan a su momento y tardan en ser apreciados. El segway podría ser uno de ellos, o al menos eso piensa Víctor Soriano, delegado de Blobject, empresa dedicada a la movilidad sostenible y distribuidora de segway en Sevilla. "Dentro de segway hacemos de todo, desde la venta de las máquinas a su alquiler, pasando por el servicio técnico, reparaciones, venta de accesorios, campañas publicitarias e incluso rutas en segway para personas que quieran probarlo", explica Víctor.

El norteamericano Dean Kamer es el inventor de este patinete eléctrico que presentó en 2001 en Nueva York con la intención de cambiar el tráfico en las grandes ciudades. El segway es un sistema de transporte individual sobre dos ruedas que se maneja mediante la inclinación del cuerpo. Su peso es de unos 50 kilos y su precio en las tiendas ronda los 6.000 euros, aunque lo más valioso es su software. "Últimamente mucha gente lo usa con un alquiler a largo plazo. Pagas 150 euros al mes y tienes la máquina con sus respectivos seguros. No consume gasolina ni requiere mantenimiento, ya que funciona con una batería de 40 kilómetros de autonomía que se puede recargar en cualquier enchufe", cuenta el delegado.

En las ciudades, donde poco a poco la peatonalización de las calles y los carriles para bicicleta dificultan el uso de los coches, el segway -que puede circular por carriles bici y zonas peatonales- podría convertirse en el medio de transporte favorito de personas que se mueven por zonas en las que es complicado circular con vehículos grandes. "Además, es útil para gente que no usa la bici porque no pueden llegar sudados a trabajar, o quienes sencillamente no pueden pedalear", explica el gerente.

Desde Blobject promueven diferentes usos para el segway. Víctor comenta que "aparte de las rutas por la ciudad, que fuimos de los primeros en ofrecer en España, nos hemos planteado usarlo como soporte publicitario. Hay empresas que los alquilan para hacer campañas de publicidad, puesto que es un vehículo muy llamativo". Un paso más en este uso son las empresas que lo utilizan para el traslado de su personal que ha de hacer gestiones en la calle, y al mismo tiempo lo cubren de publicidad o lo usan como punto de información móvil de la propia empresa.

El vehículo -que puede alcanzar los 20 kilómetros por hora- cada vez es más usado por los cuerpos policiales y de seguridad, "sobre todo en zonas rurales o de playa", concluye Víctor.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios