Sevilla

La patronal frena un cierre masivo de bares en protesta contra el Ayuntamiento de Sevilla

  • La Asociación de Hosteleros ha celebrado una asamblea telemática en la que los socios han expresado su malestar

  • La falta de ampliación de espacio para veladores y las continuas inspecciones de la Policía Local son los principales problemas

Interior de un bar.

Interior de un bar.

La patronal de la hostelería de Sevilla paró esta mañana un cierre masivo de bares en señal de protesta contra el Ayuntamiento, al que exigen que cumpla con la ampliación de veladores prometida y que se relajen las inspecciones de la Policía Local. Así lo ha hecho la Asociación de Hosteleros de Sevilla y provincia, que ha celebrado este martes una asamblea telemática, en la que han participado más de 200 empresarios del sector.

El presidente de la asociación, Antonio Luque, ha apelado a la responsabilidad de cada uno y ha pedido a los bares que sigan abiertos durante estos días. Les ha solicitado que confíen en las gestiones que la patronal está realizando ante el Consistorio y otras administraciones para alargar el horario de cierre y aumentar el aforo, algo que ya ha anunciado la Junta también este martes

Los hosteleros han expuesto en la asamblea el malestar del gremio, provocado principalmente por la escasa ampliación de superficies para colocar más veladores que está concediendo la Gerencia de Urbanismo. Hay que tener en cuenta que las mesas han de estar colocadas a al menos dos metros de distancia entre ellas, lo que resta bastante espacio para que el negocio funcione con unas mínimas condiciones de rentabilidad. 

Igualmente, los propietarios de los bares han denunciado la "escasa sensibilidad" de la Policía Local, que ha puesto en marcha un zafarrancho de inspecciones durante las dos semanas que estos negocios llevan abiertos. 

"En la asamblea, los hosteleros me han solicitado un cierre de la restauración, pero he pedido que confíen en las gestiones que estoy realizando, y que me den un voto de confianza para continuar negociando", ha expuesto Luque. 

El presidente de la patronal ha explicado a los aisstentes a la asamblea las últimas negociaciones que ha llevado a cabo con el Ayuntamiento y con el alcalde, Juan Espadas. "Tengo el compromiso del alcalde, que me asegura que esta situación se va a revertir. Me han comunicado que se va a facilitar la ampliación de veladores para este proceso de desescalada, y que se van a controlar las inspecciones policiales. Nosotros respetamos profundamente a la Policía Local, pero a veces no entendemos los criterios que les ordenan para hacer las inspecciones", ha indicado Luque.

El representante de la hostelería también ha asegurado que el alcalde se ha comprometido a hacer una nueva medición de las Zonas Acústicas Saturadas (ZAS), a partir del próximo 1 de junio. "Esperemos que sea así, confiamos en su palabra. Lo único que queremos es que nos dejen trabajar con dignidad. No pedimos nada más que eso. El Ayuntamiento ya sabe que esta patronal no ampara al hostelero incumplidor de la norma, sólo queremos y pedimos una normativa justa para todos.

En la reunión también se ha votado una nueva convocatoria de asamblea general para el 4 de junio. Esta reunión ya será presencial. En ella se analizará la evolución de las medidas para la revitalización del sector, que queda a la espera de las reuniones que se mantengan en los próximos días con los responsables municipales, tanto el alcalde como los delegados de Urbanismo y la Policía Local, Antonio Muñoz y Juan Carlos Cabrera. 

La patronal recuerda que estos encuentros tienen el objetivo de crear un clima de trabajo favorable, con sentido común y con sensibilidad para la administración pública y la recuperación económica de un sector que está en una grave crisis generada por el Covid 19.

Fuentes del Ayuntamiento de Sevilla explicaron que en el capítulo de las inspecciones hay escaso margen de negociación, ya que se denuncian todos aquellos incumplimientos a la norma que se detecten. Eso sí, lo que el Consistorio ha explicado a los hosteleros es lo que se va a pedir en cada inspección, para que ellos cuenten con esa información.

En el asunto de ganar espacio para colocar más veladores, las mismas fuentes explican que se trata de una medida estatal para dar un impulso al sector, pero que no deja de ser algo excepcional. Los propios hosteleros consideraron hace unos días que habría en torno a 150 ampliaciones de espacio en Sevilla, y ya se han otorgado 70. Se han dado permisos incluso durante el fin de semana, pero está habiendo problemas con la documentación en algunas solicitudes.

El Consistorio recuerda que en los próximos días entrará en vigor una disposición adicional que permitirá instalar veladores en la calzada, restando espacio a los aparcamientos, y también en plazas separadas por una vía abierta al tráfico. 

Las fuentes municipales añadieron que uno de los problemas más comunes que está detectando en el sector es la existencia de negocios que tienen la licencia de veladores bloqueada desde 2018, a pesar de que en los últimos dos años hayan estado colocando mesas en la calle. Igualmente, tampoco se puede ampliar el número de mesas que tengan establecido en su licencia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios