Entrevista a Beltrán Pérez. Candidato del PP a la Alcaldía de Sevilla

"Tengo un plan para Sevilla"

  • El tono de campaña marca el discurso de este líder de la oposición

  • Acusa a Espadas de carecer de liderazgo y de no tener modelo de ciudad

  • Aparenta no dar importancia alguna a Ciudadanos en Sevilla

Beltrán Pérez posa para la entrevista en el Antiquarium. Beltrán Pérez posa para la entrevista en el Antiquarium.

Beltrán Pérez posa para la entrevista en el Antiquarium. / Juan Carlos Vázquez

Comentarios 8

Tiene un año por delante para que los sevillanos lo vean como alcalde y dejen de mirarle como la joven promesa del PP hispalense. Beltrán Pérez (Sevilla, 1974) trata de ganar perfil institucional y refiere continuamente la próxima constitución de una suerte de consejo de sabios, formado por profesionales sin carnet del partido, que debe ayudarle a forjar un modelo de ciudad. Las ruinas del Antiquarium inspiran a este apasionado del mundo clásico que ejerció de gladiador en otros tiempos en la Plaza Nueva, cuando era el concejal que más dolores de cabeza provocaba al gobierno presidido por Sánchez Monteseirín.

–¿Es usted el candidato del PP adecuado para aspirar a la Alcaldía de Sevilla en este momento?–Si no creyera que lo soy, no sería el candidato. No me habría presentado.

–¿Qué valoración hace ahora de su proceso de designación como candidato? En el PP no hay primarias. Se vivieron meses de tensión. –Esta designación ha contado con la participación de un amplio sector de la militancia y de los órganos legítimos para esta función en el ámbito nacional, regional y provincial. Creo que ha sido un proceso ejemplar.

–¿Qué mensaje le puede dar a los militantes desencantados del PP que miran hoy con ilusión la opción de Ciudadanos?–Este proyecto representa los valores de siempre del Partido Popular, actualizados y mirando al futuro. Vamos a hacer la buena política que se demanda hoy. La política no es nueva ni vieja, es buena o es mala. Y el Partido Popular está haciendo buena política y la va a seguir haciendo en el futuro. Hay muchos votantes de Ciudadanos que proceden del PP que se preguntan por qué su voto ha servido para apoyar a un alcalde del PSOE en el Ayuntamiento, o una presidenta del PSOE en la Junta de Andalucía.

Beltrán Pérez observa una de las piezas expuestas en el Antiquarium. Beltrán Pérez observa una de las piezas expuestas en el Antiquarium.

Beltrán Pérez observa una de las piezas expuestas en el Antiquarium. / Juan Carlos Vázquez

–Usted sí se refiere a la necesidad de un modelo de ciudad o, al menos, usa habitualmente esa expresión. Zoido desechó la necesidad de tener un modelo. ¿Cuál es su modelo de ciudad?–Más allá de una expresión, es una firma convicción de que Sevilla tiene que saber cuál es su horizonte de aquí a los próximos quince años, saber dónde están y estarán sus oportunidades y cómo se deben aprovechar. Nuestro modelo de ciudad va a venir de la mano de la sociedad. En breve convocaremos un Consejo de Ciudad, formado por independientes, que va a diseñar ese modelo que establecerá los retos de la ciudad y cómo se lograrán. Si hay que definir en pocas palabras qué Sevilla queremos, es aquella que sea líder, que compita por sus oportunidades y que sea referente en el municipalismo español.

–¿Le parece que Sevilla padece los efectos de un turismo cutre?. Se lo digo por la multiplicación de los apartamentos turísticos y por el auge de las despedidas de solteros y otras celebraciones callejeras ruidosas. –Creo que la gran oportunidad de Sevilla ha estado y está en el turismo. El modelo turístico de Juan Espadas se ha desequilibrado hacia un turismo de bajo coste. Parto de la base de que a quien quiera venir a Sevilla se le recibe con los brazos abiertos, pero Sevilla de por sí no puede ser un destino ‘low cost’, ni de esas despedidas de solteros que desequilibran el ambiente de la ciudad y que generan conflictos entre vecinos y visitantes.

"Mi posición en el Ayuntamiento en 2019 la decidirán los sevillanos y será en la Alcaldía”

–¿Y usted tiene alguna solución para este problema?–Proponemos, en primer lugar, que haya un modelo turístico claro, algo de lo que carece el alcalde del PSOE. A la vista está. Parece que ahora quiere establecer un modelo a partir de una cumbre turística que se va a celebrar un mes antes de las elecciones. Por lo tanto, habrán pasado cuatro años en blanco. Y, en segundo lugar, hay que promover infraestructuras turísticas de calidad, o dirigir las que hay al turismo de calidad. Hay que apostar por el aeropuerto de Sevilla como receptor de vuelos de turismo de calidad. Juan Espadas ha dicho que la gran oportunidad turística de Sevilla está en el aeropuerto de Málaga. Y yo creo que la gran oportunidad turística de Sevilla está en el aeropuerto de Sevilla. Sevilla no puede pertenecer a ejes que subordinen nuestros intereses a los de otras ciudades. Sevilla puede pertenecer a ejes en los que el liderazgo de la capital sea claro y evidente.

–¿Qué le ha parecido el plan de seguridad de la Semana Santa 2018? Le pregunto especialmente por las medias extraordinarias que se tomaron en la Madrugada.–Cualquier medida dirigida a aumentar la seguridad será aceptada y bienvenida por el Partido Popular. La seguridad en Sevilla, y en concreto en Semana Santa, está fuera del debate político. Sí le pedimos una reflexión al alcalde sobre posibles desequilibrios en determinadas medidas. Nosotros creemos que en el equilibrio siempre está la virtud.

–Si usted fuera alcalde, ¿volvería al formato de Feria más corto?–La Feria está sujeta a debate desde que el alcalde ha decidido cambiar el modelo. Desde entonces, cada año hay un debate sobre las festividades, sobre la duración de la Feria y sobre la fecha de la Feria. En primer lugar, Sevilla tiene que saber cuándo se va a celebrar la Feria del 2019, la de 2020 y la de 2026 para una correcta planificación de todos los operadores. Y en segundo lugar, el del formato largo es un modelo que todavía no consideramos consolidado porque tenemos que ver cómo evoluciona a lo largo de los años. Es evidente que se están detectando desajustes. Cuando veamos su evolución a lo largo de los años, tomaremos una decisión al respecto.

–¿El PP tiene futuro o está en caída libre?–El PP tiene todo el futuro del mundo. Hemos pasado por circunstancias iguales o peores y siempre hemos resistido y vuelto a emerger como partido mayoritario en España, Andalucía y Sevilla. Y vamos a hacerlo una vez más.

–¿Responde usted al estereotipo de candidato del PP?–Yo creo que los estereotipos ya no existen en un partido al que han llegado a votar once millones de españoles. El PP es un partido representativo de toda la sociedad. Creo que soy un candidato representativo del amplio espectro social que hay en Sevilla.

"Espadas es un alcalde que no molesta, pero no hace nada, no asume los riesgos de un líder”

–¿No cree que Juan Espadas tiene un buen cartel como alcalde?–Tiene el cartel o, por lo menos es lo que oigo insistentemente, de que no se ha metido en ningún lío. No molesta, pero tampoco hace nada. Creo que Sevilla no debe conformarse con un alcalde que no molesta, pero que no hace nada. Sevilla necesita un alcalde con liderazgo y que sea capaz de asumir las dificultades y las cargas de ejercer el liderazgo interno en la ciudad, el liderazgo en Andalucía y la influencia en el municipalismo español. Y creo que Sevilla ha estado ausente en los grandes debates que se han generado en el ámbito nacional.

–¿Cuáles cree entonces que son los puntos débiles del actual alcalde?–Creo que es un alcalde que no tiene liderazgo, que no está dispuesto a asumir ningún coste derivado del ejercicio del liderazgo. Es un alcalde sin modelo de ciudad. Es evidente que en Sevilla nadie sabe hacia dónde quiere dirigir la ciudad el alcalde del PSOE. Hace falta un modelo claro, nítido y ambicioso. Yo estoy dispuesto a ofrecer ese modelo de ciudad a los sevillanos de la mano de la propia sociedad. Tengo un plan para Sevilla y voy a plasmarlo de la mano de la sociedad.

–En mayo de 2019 tendrá usted 44 años y llevará 16 como concejal. Si no es alcalde, ¿estaría dispuesto a ser líder de la oposición durante cuatro años?–Mi posición en el Ayuntamiento de Sevilla dentro de un año la decidirán los ciudadanos. Le garantizo que van a decidir que sea el alcalde de la ciudad.

–¿Usted peatonalizaría más calles?. Monteseirín, por ejemplo, tenía claro que cuantas más calles peatonales, mucho mejor. –Donde surja una necesidad y haya consenso vecinal, estoy abierto a cualquier tipo de peatonalización, pero siempre con el consenso de las personas que habitan esas calles.

–¿Qué haría con el problema del taxi?–El problema del taxi hay que afrontarlo tarde o temprano, y creo que tiene solución si se enfoca en franco diálogo con el sector.

–Pues en ese sector, sobre todo en la parada clave del aeropuerto, se han padecido comportamientos que tienen poco que ver con una actitud de diálogo.–Una vez que se dialoga, y hablo en términos generales, se acuerda y se decide la línea a seguir, y evidentemente la Administración debe cumplir con su obligación.

"Sevilla no tiene futuro si la gran fuerza que son sus mujeres no dan el paso al frente”

–¿Cuál podría ser el proyecto estrella de su mandato? Le cito algunos posibles: la recuperación de sombra en las denominadas plazas duras, exigir la conexión ferroviaria con el aeropuerto o reducir el déficit de aparcamientos.–Esas tres medidas que usted refiere ya están plasmadas en un documento para ser analizadas por el Consejo de Ciudad, ese organismo que aplicará la fuerza de la ciudad a las ideas del PP. Yo añadiría algunas más, como la climatización de los más de cien colegios de Sevilla. No entendemos cómo los únicos edificios públicos no climatizados son los que albergan a más de cien mil niños en la ciudad. También señalaría la reforma del Museo Arqueológico y otras medidas que iremos dando a conocer.

–Seguimos por debajo de los 700.000 habitantes. ¿Tiene usted alguna idea para recuperar población?–Lo planteamos en nuestro presupuesto alternativo y será uno de nuestros ejes básicos de nuestro modelo de ciudad a desarrollar por el consejo de expertos. La consolidación de nuestra población y el crecimiento demográfico deben ser objetivos estratégicos en nuestra ciudad en los próximos quince años. La ciudad que no afronte este problema acabará pagando las consecuencias.

Beltrán Pérez, en las setas de la Encarnación. Beltrán Pérez, en las setas de la Encarnación.

Beltrán Pérez, en las setas de la Encarnación. / Juan Carlos Vázquez

–¿Usted comparte la percepción de que el Centro es inhóspito? ¿Qué opina cuando oye o lee que se ha convertido en un parque temático? Hay un aluvión de críticas a la fealdad del entorno de la Catedral.–Creo que el Centro forma parte del alma de la ciudad como los demás barrios. El Centro es mejorable, es una joya por la que debemos apostar. Creo que hace falta una homogeneización de la imagen en todas las zonas históricas de la ciudad, no solamente en el entorno de los principales monumentos. Hace falta una apuesta firme y decidida por el comercio tradicional de Sevilla. Sevilla debe equilibrar la presencia de franquicias y negocios tradicionales. Hace falta un comercio local fuerte, próspero y representativo del alma de la ciudad. El día que Sevilla pierda su alma dejará de ser interesante para los visitantes y dejará de ser la ciudad que amamos los que la habitamos.

–Le planteo un caso muy particular. ¿Usted restituiría los veladores de la confitería de la Campana?–Creo que la decisión tomada en la Campana ha sido desequilibrada y sigo pensando que en el equilibrio siempre está la virtud. Es compatible la presencia de veladores de firmas tradicionales de Sevilla con una plaza habitable para transeúntes y vecinos.

–En su primer discurso como candidato apostó claramente por un mensaje hacia las mujeres casi en exclusividad.–Sevilla no tiene futuro si la gran fuerza de nuestra ciudad no da el paso al frente para liderarla. Quiero despertar la verdadera fuerza de nuestra ciudad que son sus mujeres. Los hombres de esta ciudad hemos tenido facilidades para dar todo lo que tenemos dentro. Las mujeres han encontrado muchos más obstáculos. Quiero remover esos obstáculos para que la verdadera fuerza de la ciudad pueda dar ese paso que está pendiente.

–¿Y eso en qué se traduce? ¿En la composición de su lista electoral? ¿En algunas medidas concretas si es alcalde?–Se traduce en la firme determinación de facilitar a las mujeres que ofrezcan a su ciudad todo lo que pueden dar. El PP ha sido el primer partido, por ejemplo, en tener presidenta de las Cortes Generales. Hay que dar paso a todas las mujeres que construyen la ciudad del día a día, desde todos los barrios y de todas las ocupaciones. No tiene por qué ser siempre en ámbitos políticos. Hay que facilitar, sobre todo, que tengan las mismas oportunidades que los hombres. El verdadero potencial de las mujeres de esta ciudad está por aprovechar.

–¿En algún momento teme que el PP de Sevilla, dadas las tensiones internas, acabe como el PP de Madrid, sumido en los escándalos?–No hay el más mínimo indicio que pueda conducir a eso. El PP de Sevilla es un partido con las manos muy limpias. Y tengo que decirle además que, en estos momentos y tras nuestro proceso de renovación, somos una versión actualizada de un partido que ha ofrecido muchos éxitos a España y a Sevilla. Y en los próximos años vamos a ofrecerle desde el gobierno muchos éxitos a la ciudad.

–¿Usted cree que el concejal Javier Millán será el candidato de Ciudadanos a la Alcaldía de Sevilla o cree que habrá alguna sorpresa de última hora?–Lo desconozco. Despejada la incógnita de la candidatura del PP de Sevilla, lo único que me preocupa es hacer llegar nuestro mensaje y nuestras propuestas a todos los vecinos.

–¿Participará en su campaña electoral el ex alcalde de Sevilla y hoy ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido?–En mi campaña, en la del proyecto que encabezco, participarán todos aquellos líderes políticos que quieran hacerlo. Y evidentemente Juan Ignacio Zoido es el ministro del Interior de la disolución de ETA. Y eso es un valor importantísimo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios