Sevilla

La plantilla de Tussam pide mejoras en la línea rápida Sevilla Este-Prado

  • Sus 4.600 viajeros/día están lejos de los 22.000 previstos

  • Reclama estudiar bien la movilidad como se ha hecho en Pino Montano

Comentarios 5

A petición de este periódico, los viajeros y la plantilla de Tussam han valorado el funcionamiento de la línea rápida de autobús que conecta Sevilla Este con el Prado, la llamada Línea Este (LE), que cumplirá un año de servicio a mediados de septiembre. Con sus 9 paradas (frente a las 30 de otras líneas), la conclusión general es que ofrece un mejor servicio de transporte que el que daban las líneas 22 y 27, y que aún puede mejorar mucho más. En estos nueve meses de funcionamiento, su cifra de usuarios es mucho más baja de lo previsto: una media de media de 4.594 viajeros diarios frente a los 22.000 previstos por el Ayuntamiento, según los datos oficiales de Tussam.

El asunto es de plena actualidad ahora que el Ayuntamiento va a implantar la segunda línea rápida: Pino Montano al Prado. Y esta vez con la experiencia acumulada en Sevilla Este parece que Tussam ha aprendido: lo ha hecho mejor en planificación y ha previsto bien la demanda real con amplios estudios previos de movilidad.

Una usuaria accede a un autobús de la Línea Este (LE) en el Prado, ayer. Una usuaria accede a un autobús de la Línea Este (LE) en el Prado, ayer.

Una usuaria accede a un autobús de la Línea Este (LE) en el Prado, ayer. / Juan Carlos Muñoz (Sevilla)

Los trabajadores de Tussam le otorgan un “aprobado por los pelos” a la línea Este-Prado “porque en hora punta da resultados al atender a estudiantes, pero el resto del día no responde a las expectativas y es manifiestamente mejorable”, expuso Miguel Pereira, secretario general de CCOO de Tussam, opinión que comparte el comité de los trabajadores. SITT (que lo preside) y CCOO dirigen el comité de empresa de Tussam. La propuesta del comité es modificar el recorrido de la línea Este con un estudio en profundidad de movilidad de los vecinos del barrio, como se ha hecho con la línea rápida de Pino Montano; y que la línea tenga prioridad semafórica y carril específico de paso mientras se espera al Metro.

Los viajeros consultados por este periódico, un sondeo (ver vídeo) a pie de calle entre usuarios que cogieron la línea Este-Prado entre las 10:30 y las 12:00 de la mañana de ayer, están satisfechos en general con las mejoras que ha traído este nuevo transporte, ya que acerca el barrio al Prado en algo más de media hora y suele cumplir el horario. No obstante creen que la solución definitiva para esta zona tan alejada del centro es el Metro subterráneo, o bien un transporte en superficie sin los obstáculos del tráfico. El deficiente servicio de la línea 22, por el largo tiempo que tarda en llegar y en pasar por las paradas, es una queja común de todos los viajeros consultados, entre ellos un ex empleado de Tussam, que se llevó años rogando a su superior que se reforme. "Es horroroso cogerla" y "te puedes dormir" son algunos calificativos que recibe.   

La línea Este (LE) tiene mejor prensa. "Es fantástica", asegura Macarena, que coge este autobús a las 9:00 y llega al Prado a las 9:35. "Es más rápida que las otras líneas que tardaban de 45 minutos a una hora", afirma una adolescente que lo coge a las 7:00 y que prefiere no dar su nombre. "Es una línea buena comparada con la 22", relata Manuel, que se sube a las 9:30. "Es mejor que la 22 y la 27 y lo más rápido siempre es mejor para este barrio", explica María José, que sólo coge la 27 cuando quiere ir al meollo del centro, la plaza del Duque.

José, otro usuario que lo coge en diferentes horas según el día, es más pesimista: "el problema de transporte de Sevilla Este no se ha solucionado. La 22 tarda un poco más que la Línea Este y la 27 es tercermundista. Lo que hace falta es el Metro". Alonso, ex empleado de Tussam, califica esta línea "con un 10", y su queja es que se iba a suprimir el servicio en agosto (el Ayuntamiento confirmó ayer que finalmente funcionará ese mes), aunque admite que el Metro subterráneo es lo suyo para Sevilla Este.

Ana, que acude a la Universidad a las 11:00 y vuelve a las 20:45, también opina que es mejor que lo que había y pide, por seguridad, que se le añada una parada más frente a las Camelias para no cruzar por un descampado solitario. Ana prefiere para el barrio un buen transporte en superficie y de gran capacidad. Rosario lo usa a las 9:30 para ir de compras a Los Arcos, Gran Plaza o Nervión, y dice que es "fenomenal" para llegar puntual a estos lugares y para enlazar con otros transportes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios