Sevilla

Dos policías nacionales salvan la vida a una mujer que empezó a convulsionar en un tren en Sevilla

  • Los agentes, que se trasladaban en tren a su puesto de trabajo, estabilizaron a una pasajera que llegó a perder el conocimiento en la línea Cádiz-Jaén a su paso por el apeadero del Virgen del Rocío 

Los dos policías nacionales suben al tren en la estación de Santa Justa en Sevilla. Los dos policías nacionales suben al tren en la estación de Santa Justa en Sevilla.

Los dos policías nacionales suben al tren en la estación de Santa Justa en Sevilla.

Dos agentes de la Policía Nacional han salvado la vida de una mujer que estaba sufriendo convulsiones a bordo de un tren a su paso por Sevilla. Los agentes, que iban a bordo del tren para acudir a sus puestos de trabajo, colocaron a la pasajera en el pasillo del vagón en posición lateral de seguridad tras observar como la mujer convulsionaba y quedaba sin conocimiento. Ya estabilizada, fue evacuada en la estación de Santa Justa, donde la asistieron los servicios sanitarios que posteriormente la trasladaron hasta el centro hospitalario.

Según informa la Policía Nacional en una nota, la "rápida actuación" de los agentes permitió que la mujer salvara la vida. Los hechos ocurrieron este lunes, sobre las 07:15 horas, en el tren que cubre la línea Cádiz-Jaén a su paso por el apeadero del Virgen del Rocío. A bordo del mismo se encontraban dos policías que se dirigían a sus puestos de trabajo, cuando uno de ellos observó a una mujer que comenzaba a sufrir espasmos, quedándose completamente rígida, con los ojos vueltos y la mirada totalmente perdida, no atendiendo a razones y perdiendo el conocimiento, comenzando a convulsionar al tiempo que regurgitaba líquido por la boca.

Rápidamente la otra policía se dio cuenta de lo que estaba pasando, no dudando ambos agentes en emplear técnicas de primeros auxilios para conseguir estabilizarla y que no se golpeara con los objetos estáticos del tren, informa la Policía Nacional en una nota.

En un primer momento la colocaron en posición lateral de seguridad, tumbándola en el suelo en el pasillo del vagón, permitiendo así que pudiera respirar y no tragarse su propio vómito, a la vez que solicitaron una ambulancia a través de la Sala Operativa del 091, para que se dirigiera hasta la próxima estación, la de Santa Justa.

Los agentes permanecieron con la persona hasta que la convulsión cesó, de forma que una vez estaba ya consciente, pudieron contarle lo que había pasado, confortándola y calmándola, a la vez que en todo momento calmaron al resto de pasajeros que colaboraron con los policías.

Una vez el tren llegó a la estación de Santa Justa, la mujer fue evacuada y atendida por los servicios sanitarios que tras una primera valoración la trasladaron a un centro hospitalario.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios