Sevilla

Los grupos políticos aprueban reducir la deuda y pagar las facturas atrasadas

  • El PP recrimina al gobierno en el Pleno que pida préstamos "si hay tanto dinero para invertir"

Comentarios 1

El Pleno aprobó ayer con el apoyo de PSOE, Participa Sevilla e IU (y la abstención de PP y C's) la utilización del superávit municipal de 2017, que asciende a 100,6 millones, para reducir la deuda en 5,7 millones y liquidar todos los pagos pendientes de consignación presupuestaria. De esos cien millones, según la normativa, sólo pueden ser utilizados este año 33,5 millones, destinando una parte a adelantar el pago de los plazos de la deuda. Así, se amortizará anticipadamente un crédito que supondrá un ahorro en intereses de 769.690 euros. Tras ello, la deuda bancaria municipal ascenderá a 312 millones, "la cuantía más baja de la última década".

Los recursos deben dedicarse a la liquidar pagos pendientes sin consignación presupuestaria, una cifra que alcanza a 31 de diciembre de 2017 los 8,1 millones y que ahora quedará a cero, después de que "en junio de 2015 estuviera en 24 millones por facturas que no se abonaron entre 2011 y 2015, el mandato del PP", advirtió el alcalde, Juan Espadas. Los populares apuntaron que parte de esa cuantía pertenece al gobierno de Alfredo Sánchez Monteseirín.

Una vez ejecutadas estas dos operaciones, se podrá destinar una parte del superávit a inversiones financieramente sostenibles. El primer edil señaló que se consensuará con el resto de los grupos el destino de unos 19 millones con ese fin. "Se compartirá la lista que marque las prioridades de esa inversión, pero no hemos llegado a ese punto porque el ex ministro Cristóbal Montoro dejó sembrado de granadas el camino y aún quedan por cumplir otra serie de requisitos", advirtió.

Espadas no comparte que los ayuntamientos no puedan dedicar de forma directa el superávit a mejorar las condiciones de vida de los ciudadanos, aunque por "coherencia" cumple con los trámites estipulados por el Estado para poder conseguir que una parte de esa cuantía se destine a "inversiones buenas" para la ciudad.

El concejal del PP Rafael Belmonte defendió la abstención de su formación "para cumplir previsiones legales pero no ser cómplices de un superávit que viene de la falta de ejecución". Criticó que el PSOE "saque pecho y diga que se hacen muchas cosas, cuando no se hace ninguna". Además, afirmó que el superávit viene de "una falta de ejecución presupuestaria" y criticó que se traiga esta aprobación "cuando no se sabe aún ni qué se quiere hacer con él". Belmonte se preguntó que "si hay tanto dinero para invertir, ¿por qué se piden préstamos?" y consideró que "Sevilla está absolutamente parada y se necesita que se active urgentemente".

Al respecto, el primer edil socialista le recordó para terminar la sesión plenaria que "esa cuenta número 413 que hoy hemos dejado a cero tenía 24 millones el 31 de mayo de 2015". "El PP no pagaba ni el café en el bar y nosotros hemos pagado toda la deuda pendiente. Hemos venido a pagar las deudas que vosotros dejasteis, entre otras cosas", sentenció.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios