Sevilla

Los hoteleros reclaman que la vivienda turística sea una "actividad económica"

  • Es la solución ante la falta de medios de las administraciones para inspeccionarlas, señala el presidente Manuel Cornax  

  • "Hay que cambiar la ley para que Competencia no tumbe los límites legales de las grandes capitales a la vivienda turística"

Manuel Cornax, presidente de la Asociación de Hoteles de Sevilla y provincia, en la sede de la calle San Pablo. Manuel Cornax, presidente de la Asociación de Hoteles de Sevilla y provincia, en la sede de la calle San Pablo.

Manuel Cornax, presidente de la Asociación de Hoteles de Sevilla y provincia, en la sede de la calle San Pablo. / Jose Ángel García (Sevilla)

Comentarios 5

La asociación de hoteles de Sevilla y provincia, presidida por Manuel Cornax, estima que la solución a la proliferación de viviendas ilegales de uso turístico es que se declaren como "actividad económica", lo que implicaría que los dueños tengan que sacar una licencia fiscal, que tengan que emitir factura (por la ley de turismo), que paguen impuestos y tributen como tal actividad económica.

"Creo que es una solución sencilla. Cuando tengan que sufrir las mismas cargas que la industria hotelera tradicional, verás como no hay tantas viviendas de uso turístico", afirma afirma en una entrevista a este periódico Cornax.

"Si se declararan actividad económica, en Sevilla sólo se podrían hacer viviendas de uso turístico en planta baja y primera por el PGOU (el plan general de ordenación urbanística). Como no es actividad económica se pueden hacer en cualquier sitio. Y se están haciendo incompatibles usos residenciales con usos turísticos", se queja.

Pocos medios para inspeccionar

El dirigente de los hoteleros sevillanos admite que las administraciones (Ayuntamiento y Junta de Andalucía) están haciendo verdaderos esfuerzos por inspeccionar y poner coto a las viviendas ilegales de uso turístico en Sevilla, pero el problema es la falta de medios.

"Si no hay escándalos y si no hay denuncia es muy difícil que los toquen, e incluso con denuncia sobrepasa los medios de inspección"

"Hay muy buena voluntad pero hay falta de medios. El problema está creciendo de forma exponencial. Son negocios en los que inspeccionas uno y salen ocho. Si no hay escándalos y si no hay denuncia es muy difícil que los toquen, e incluso con denuncia sobrepasa los medios de inspección". El Ayuntamiento es quien tiene que dar las autorizaciones y la Junta revisar que operen con el Registro de Turismo de Andalucía (RETA). 

Competencia tumba las normativas 

Otro gran problema en España es que Competencia (la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia) está tumbando las normativas que aprueban las grandes capitales para poner límite a las viviendas de uso turístico.

"Ahora mismo todas las ciudades están actuando de forma más o menos contundente contra esto. Pero el problema es que en España tenemos una legislación de defensa de la Competencia que está impugnando absolutamente todas las modificaciones legales que se están haciendo. Canarias, San Sebastián, Madrid y Barcelona han hecho normas muy estrictas, pero se están tumbando amparándose en la limitación de la competencia", lamenta.

Ante este escollo, el presidente de los hoteleros es partidario de cambiar la ley. "Si hay que modificar la ley de Competencia, habrá que hacerlo, porque está claro que todos los entes políticos están diciendo que eso no puede ser", advierte.

Hay 3.200 Viviendas legalizadas. Ofrecen 15.768 plazas (camas) pero las ilegales triplican esta cifra

Las cifras

Las viviendas de uso turístico legalizadas en Sevilla suman 3.400 y ofrecen 15.768 plazas (camas), pero hay tres veces más ilegales, hasta el punto de que han doblado el número de plazas ofertadas en hoteles y apartamentos tradicionales, avisa Cornax. Por eso el sector señala que "lo que realmente está siendo una explosión es la vivienda de uso turístico, sobre todo la no declarada, la no reglada", recalca.

“En Sevilla tenemos que cuidar que no suceda como en el Madrid de los Austrias”

Cornax cree que hay que evitar la expulsión de los vecinos de un barrio. "En Sevilla tenemos que cuidar que no suceda como en el Madrid de los Austrias, donde las viviendas de uso turístico han echado a sus vecinos. De eso no tiene la culpa el turismo, sino cierto tipo de alojamiento que provoca un aumento masivo de turistas. En una habitación de hotel caben dos, y en una vivienda de uso turístico de cuatro a seis", aclara.

Cornax, empresario turístico nacido en Madrid en 1953 pero afincado en Sevilla desde hace más de tres décadas, llevaba el Hotel Gran Lar antes de dirigir el gremio. Es amante de la naturaleza y de la fotografía.

"Deberían ser apartamentos los 30 edificios que serán turísticos"

Edificio de oficinas que se está transformando para uso turístico, en el centro. Edificio de oficinas que se está transformando para uso turístico, en el centro.

Edificio de oficinas que se está transformando para uso turístico, en el centro. / Juan Carlos Vázquez (Sevilla)

Respecto a los 30 edificios del centro que se están transformando de residenciales o de oficinas para uso turístico, el presidente de los hoteleros de Sevilla opina que "los edificios que se están convirtiendo para uso turístico tendrían que ser apartamentos turísticos, no viviendas turísticas", ya que los primeros se rigen por la Ley de Turismo.

En cualquier caso, ve mejor que se concentren en edificios de un uso único y no que se dispersen por zonas residenciales. "En cualquier caso eso tiene más lógica que tener desperdigadas esas viviendas. Se han llegado a atrocidades tan gordas como gente que alquila para subarrendar: yo pago 1.000 euros al casero y me estoy llevando 3.000".

También cree que "hay una quiebra de seguridad muy importante" en las viviendas de uso turístico por no pedir el DNI cuando se alquila, una obligación que sí tienen los hoteles, lo que atrae a gente sin control que circula por esas viviendas, como sucedió en los atentados de Londres. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios