Sevilla

El presupuesto de 2020 dará cobertura a un "gran plan de inversión" en barrios

  • El plan estratégico marca las pautas de las cuentas municipales para el próximo ejercicio

  • Espadas prioriza la modernización y digitalización del Ayuntamiento "para competir más"

Juan Espadas.

Juan Espadas. / juan carlos vázquez

El alcalde, Juan Espadas, y su gobierno anda ya volcado en el diseño del que será el primer proyecto de presupuestos de su segundo mandato al frente del Ayuntamiento. Tiene una hoja de ruta: el plan estratégico de la ciudad. Y con ese manual, las cuentas municipales del próximo ejercicio tienen una máxima prioridad: dar cobertura a un "gran plan de inversión", como lo define el alcalde, dirigido sobre todo a fomentar el desarrollo de las infraestructuras necesarias, la progresión de la dotación de equipamiento en los barrios y la inyección de partidas edn las zonas de transformación social de la ciudad.

El plan estratégico delineará pues los trazos maestros que regirán la política municipal a lo largo del próximo año. Tiene unos cimientos: los "deberes hechos" durante el mandato anterior, que a juicio de Espadas constituyen los pilares sobre los que se sustentó todo el período 2015-2019 y con los que su gobierno intenta dotar de solidez la gestión del que dio inicio el pasado 16 de junio con su investidura.

No podemos estar tan limitados para invertir como consecuencia de las normas estatales"

Otra de las prioridades en la agenda de Espadas es la modernización y digitalización del Ayuntamiento, con una previsión de en torno a 40 millones en los próximos tres años, "una necesidad para que se tenga una mayor capacidad de competir", ha dicho el alcalde en una entrevista con Europa Press.

El alcalde insiste en destacar que su equipo ha conseguido cumplir el objetivo principal de sanear las arcas municipales para tener una mayor capacidad y maniobra operativa y que se ha reducido la deuda desde los 440 millones de 2014 -con el gobierno del popular Juan Ignacio Zoido- a 234 millones en 2019. Espadas considera que este hecho constituye un potencial para tener capacidad de financiación externa, para "asumir nuevos retos en los próximos años desde la solvencia, sabiendo que se pueden priorizar mayores inversiones en infraestructuras e inversión social sin el lastre de decisiones que se tomaron en mandatos anteriores" y que "supusieron mejores equipamientos pero que había que pagarlos".

En este escenario, Espadas vuelve a insistir en la que es una de sus principales reivindicaciones como regidor municipal y pone el foco en que "la clave ahora es flexibilizar" la capacidad de inversión y de gasto de los ayuntamientos. "Si seguimos estando tan limitados para invertir como consecuencia de las normativas estatales, los ciudadanos no entenderán para qué se hace ese esfuerzo de saneamiento". En este sentido, el alcalde da importancia acuerdo que se ha alcanzado con la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) para abordar el empleo del superávit.

"Los ayuntamientos ahora tienen limitación legal injusta porque los municipios son los principales cumplidores de las normas de estabilidad presupuestaria y de control del déficit, algo que tendrían que serlo también más las Administraciones regionales y estatal", advierte. Con ello se refiere Espadas a la llamada Ley Montoro, la Ley de Racionalización y Sostenibilidad de Administración.

Por ello, el alcalde hispalense pide que se flexibilice en los ayuntamientos saneados y que estos cuatro años se puedan dedicar a invertir los superávit de ayuntamientos como el de Sevilla, algo que entiende que es "fundamental". "Queremos hacer un volumen de inversión más importante en barrios de la ciudad a través de la Gerencia de Urbanismo y de Emasesa y una inversión muy especial en el gasto social, en las cinco zonas que acumulan las mayores tasas de paro y con problemas de mayor calado", añade, tras incidir en que Sevilla "vive un momento dulce porque tiene resueltos algunos de los problemas más importantes pero tiene retos muy ambiciosos por delante".

Espadas afirma que "Sevilla está creciendo, reduciendo el desempleo, siendo capaz de generar inversiones productivas de empresas que reducirán las tasas de paro a mínimos históricos en la ciudad y eso es tener un proyecto ambicioso que colocará a la capital estos cuatro años en su mejor momento económico".

En este sentido, Espadas deja claro que "cada uno ha de hacer sus deberes" y se ha mostrado "orgulloso" de que Sevilla no solo sea un destino turístico atractivo sino la "referencia para empresas que quieren invertir en el sector tecnológico y de firmas que ven en la ciudad una oportunidad de crecimiento. Eso se ha conseguido gracias a salir fuera y a promocionar fuera nuestra imagen de marca".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios