Año de la Fe

El primer encuentro con la Patrona

  • La Virgen de los Reyes sale mañana acompañada por representaciones de las hermandades de gloria. Durante la procesión se rezarán los misterios gloriosos del rosario.

A las ocho en la Puerta de los Palos. La Virgen de los Reyes, Patrona de Sevilla y su Archidiócesis, presidirá este sábado un rosario de la aurora con motivo del Año de la Fe. Su concepción partió directamente del arzobispo, monseñor Asenjo, y en ella participarán las 74 hermandades de gloria de la ciudad con una representación compuesta por el estandarte corporativo y cuatro varas. Se trata de la segunda procesión extraordinaria de la patrona en el siglo XXI, tras la que tuvo lugar en 2004 con motivo del centenario de la coronación canónica, y será el primero de los dos encuentros que la patrona tendrá con los fieles este año. El cortejo comenzará a salir por la Puerta de los Palos a las 7:30 para que el paso de la Virgen, como marca la tradición, cruce el dintel a las ocho en punto de la mañana.

El recorrido será, al igual que en la procesión agosteña, por las gradas bajas de la Catedral. No habrá autoridades civiles ni militares. Tampoco música. Durante el recorrido se rezarán los misterios gloriosos del rosario en la Plaza Virgen de los Reyes, Placentines, esquina con Alemanes; Alemanes, esquina con Avenida de la Constitución; Avenida de la Constitución, esquina con Fray Ceferino González; y Plaza del Triunfo. Los rezos se ofrecerán por los frutos espirituales del Año de la Fe, por los que viven en condiciones de pobreza y sufrimiento, por las vocaciones sacerdotales y religiosas, por las familias, y por las intenciones del santo padre y la Iglesia. Se estima que la duración de la procesión sea la misma que en agosto: una hora y media, aproximadamente. El paso saldrá y entrará directamente en la Capilla Real, donde a la vuelta, se renovarán las promesas bautismales ante el arzobispo y se entonará el canto del Regina Coeli.

Cortejo. Lo abrirá la cruz alzada acompañada por dos ciriales. Seguidamente, se situarán las hermandades de gloria no fusionadas. A continuación, desfilarán las hermandades de gloria fusionadas con corporaciones de penitencia y las fusionadas con sacramentales. Todas irán en el mismo orden que ocupan en el Corpus. Las hermandades de gloria radicadas en templos con rango de basílica menor, por orden de consagración de cada una de las iglesias, cerrarán el tramo de las corporaciones letíficas. Los miembros de la junta de gobierno de la asociación de fieles de Nuestra Señora de los Reyes y San Fernando figurarán a continuación. Les seguirán la junta superior del Consejo General de Hermandades y Cofradías y la junta de gobierno de la Sacramental del Sagrario, que por privilegio es quien va más cerca del paso. Anteceden a las andas con la patrona los sacerdotes, el Cabildo Metropolitano y el arzobispo.

Iconografía. La Virgen de los Reyes es una talla sedente que mantiene al Niño Jesús sobre sus rodillas. Se corresponde con el modelo iconográfico francés. La Patrona lleva bastón de mando, que porta un angelito que figura en la delantera del paso; la medalla y las llaves de oro de la ciudad como alcaldesa perpetua que es desde 1953. También viste el fajín de teniente general del Infante Don Carlos. Fue coronada canónicamente el 8 de diciembre de 1904, festividad de la Inmaculada Concepción, siendo la primera imagen andaluza en ostentar este honor.

Imágenes. Son tallas anónimas. La Virgen data, según algunos expertos, de la primera mitad del siglo XIII. El profesor José Hernández Díaz la sitúa como una obra ejecutada en el segundo cuarto del siglo XII. Es una figura articulada realizada en madera de alerce. El Niño Jesús es posterior, probablemente tallado en el siglo XVII. Ambas imágenes fueron restauradas por el profesor Arquillo en 1980. La última restauración a la que fue sometida la Virgen fue en el año 1998 y corrió a cargo del IAPH.

Paso. Tiene palio de tumbilla, sustentado por cuatro varales de plata cincelada con motivos florales y castillos que se conservan del primitivo paso del siglo XVIII. Fue ideado y diseñado en 1924 por el arquitecto Juan Talavera, a semejanza del de Nuestra Señora de las Aguas del Salvador. Lleva peana de plata repujada, obra de Moguel, y faldones bordados en oro y sedas en los talleres de Olmo siguiendo un dibujo Renacentista. El sillón de la Virgen, de carey y plata y con forma de jamuga, es obra del ebanista Alcoba. El llamador es de Seco y luce el castillo y el león, símbolos reales de San Fernando.

Enseres. El manto que luce la Virgen es el de la coronación, una pieza bordada en plata sobre tisú celeste por el taller de Olmo en 1904. La Patrona llevará la corona que luce en el besamanos y la novena. Se trata de una presea de filigrana de plata dorada que realizó Manuel González de Rojas en 1876 para sustituir la que fue robada en 1873. El Niño también llevará la presea de novena y besamanos, una pieza del XVII labrada en oro de ley.

Costaleros. 20 profesionales.

Capataz. Eduardo Bejarano.

Música. La coral de la Catedral entonará las oraciones y los motetes correspondientes durante la procesión. Podrán ser seguidos por la megafonía que se instalará en el recorrido.

Exorno floral. En las esquinas llevará cuatro macizos formados por gladiolos y azucenas (traídas desde Olivares). Detrás del llamador se colocará un pequeño ramo con nardos. Tras el sillón llevará un gran ramo de gladiolos en un centro plateado, cedido por la familia Alarcón de la Lastra. La floristería Ramos es la encargada de exornar el paso.

Vestidoras. Las Hermanas de la Cruz desde el año 1906. Son auxiliadas por Dolores Gálvez y María de los Ángeles Hernández.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios