V Premio Ascensión García Ortiz

Los procuradores premian a la Guardia Civil

  • Manuel Contreras, general de brigada en Andalucía, recogió el galardón de la procura sevillana

Manuel Contreras, junto con otro agente, recogiendo el galardón. Manuel Contreras, junto con otro agente, recogiendo el galardón.

Manuel Contreras, junto con otro agente, recogiendo el galardón. / M. G.

El Colegio de Procuradores de Sevilla ha decidido que el V Premio Ascensión García Ortiz reconozca el "justo y merecido trabajo de los guardias civiles", tal y como ha indicado en un comunicado. Este galardón, que lleva el nombre de la procuradora asesinada por ETA hace 20 años, premia a aquellas personas o instituciones que se hayan significado por una brillante trayectoria profesional y humana. La Guardia Civil representa "respeto, tolerancia, solidaridad, compromiso social, libertad y justicia", según la procura sevillana.

El galardón, que cumple su quinta edición, fue recogido por el general de brigada en Andalucía, Manuel Contreras, en un acto que congregó a un gran número de autoridades, miembros del poder judicial, representantes y miembros de fuerzas y cuerpos del Estado, magistrados, jueces, fiscales, letrados y representantes del ámbito político y empresarial. La cita estuvo enmarcada en la tradicional cena anual del colegio con motivo de los actos por la celebración de la patrona: la Virgen del Carmen.

Isabel Escartín, decana del Colegio de Procuradores de Sevilla, afirmó que "pocas instituciones son merecedoras de tanto respeto y admiración, encarnando una sobria formación, ejemplo de calidad moral y humana, con tanta dignidad como sentido del honor". Escartín señaló que "los principios de la Guardia Civil deben ser proyectados a la sociedad y reconocidos por constituir los pilares que sustentan el bienestar, la convivencia y el desarrollo". Finalizó su discurso expresando la "deuda profunda de gratitud hacia ellos".

La velada también sirvió para hacer entrega del premio Decano de Honor a Francisco Pérez Abascal, que presidió el Colegio de Procuradores de Sevilla de 1979 a 1986. El reconocimiento fue recogido por su hija Carmen Pérez-Abascal y su familia. Asimismo, se homenajeó a una serie de procuradores sevillanos por su trayectoria profesional con la entrega de distinciones profesionales por los 25 y 40 años de colegiación mediante la insignia del Consejo General de Procuradores de España y la insignia de oro del Colegio de Sevilla. El diploma y la insignia de la Mutualidad reconocieron los 25 y 35 años de mutualista.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios