Sevilla

Se retrasan un año las obras para adjudicar terrazas en el muelle de Betis

  • Urbanismo pide más plazo para ampliar la concesión del Muelle Camaronero con otros 500 m2 de parcelas destinadas a eventos

Comentarios 5

La Gerencia de Urbanismo anunció ayer que la apertura de "un restaurante con terraza de veladores" en la pasarela fluvial de la calle Betis se retrasará al menos otro año. En la reunión del consejo de gobierno de la Gerencia de ayer se explicó que el gerente Alberto de Leopoldo ha solicitado la ampliación del plazo de inicio de las obras por un año más a la espera de que el Puerto de Sevilla ceda 500 metros cuadrados más de suelo para ampliar el ámbito espacial de la concesión.

El plazo límite para iniciar las obras en este tramo de ribera del río conocido como Muelle Camaronero estaba fijado en el 31 de marzo de 2014, según el pliego de claúsulas administrativas que rige la concesión, pero ahora se pospondrá hasta el 31 de marzo de 2015.

La Gerencia explica que solicitó el dominio público de este espacio a la Autoridad Portuaria, como propietaria del suelo, y que, "una vez concedido éste, se ha detectado la necesidad de incorporar a la citada concesión dos zonas de 250 metros cuadrados cada una, para su destino a eventos compatibles con la ordenación urbanística del sector y con la declaración de Zona Acústicamente Saturada que le afecta".

La ampliación del plazo es necesaria porque tal ampliación aún está pendiente de resolución de la Autoridad Portuaria de Sevilla. "En espera de la concesión de este permiso ha resultado imposible hasta la fecha finalizar las actuaciones preparatorias necesarias para iniciar el procedimiento que culmine en la adjudicación de la concesión administrativa para la explotación de esta superficie".

Desde junio de 2013, Urbanismo impulsa la explotación de esta pasarela paisajística de la calle Betis. En el cercano Muelle de Nueva York funcionan con éxito dos quiosco-bares. No se sabe si la falta de inversores por crisis económica y la escasez de créditos ha influido en esta prórroga.

Urbanismo ha resuelto hace días el contrato de de urbanización de la zona verde de la antigua prisión Ranilla con Copcisa tras el desacuerdo sobre la reclamación judicial de más de 500.000 euros que reclama la empresa y sobre el proyecto modificado con las obras para acabar la zona verde. Para el gerente, "ha incumplido las condiciones esenciales del contrato y los plazos fijados para la finalización". Lo mismo hará Urbanismo con Fitonovo en relación al contrato del cerramiento metálico de las plazas de los sectores 9, 10 y 11 del distrito Este por entender que ha incumplido el contrato. Antes ha pedido dictamen al Consejo Consultivo de Andalucía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios