Abacería La Juana Raciones de felicidad en el Porvenir

  • Teresa y Cristina Llorente regentan La Juana, una abacería de conservas, embutidos y cocina tradicional que ha conquistado el corazón del barrio

Teresa y Cristina Llorente, propietarias de La Juana. Teresa y Cristina Llorente, propietarias de La Juana.

Teresa y Cristina Llorente, propietarias de La Juana.

Al sur de la ciudad, alegres palomas del parque de María Luisa revolotean al compás celestial de la Agrupación Musical Nuestra Señora de la Encarnación.

Llega a El Porvenir el Domingo de Ramos de la mano de Nuestro Padre Jesús de la Victoria y María Santísima de la Paz que protegen, con su halo de bondad, a este barrio que se ha convertido en centro neurálgico de la gastronomía sevillana.

Muy cerca de la Parroquia de San Sebastián y rodeada de pinceladas arquitectónicas de Aníbal González o Juan Talavera y Heredia se encuentra la Abacería La Juana.

Desde la calle Exposición número dos, las hermanas Teresa y Cristina Llorente son el ejemplo de aquello que dijo Shakespeare de “ahora vamos mano a mano, ninguno antes que el otro”, porque hace poco, apenas un año, decidieron realizar juntas el sueño adulto de triunfar en el complejo mundo de la hostelería.

La terraza, muy cerca de la Iglesia de San Sebastián, donde La Paz aguarda el momento de su salida. La terraza, muy cerca  de la Iglesia de San Sebastián, donde La Paz aguarda el momento de su salida.

La terraza, muy cerca de la Iglesia de San Sebastián, donde La Paz aguarda el momento de su salida.

Aunque son nuevas en esto, lo están consiguiendo con creces, entre otras cosas, por la gran experiencia que tienen en la cocina, sobre todo Cristina, que se ha encargado de tener a la familia siempre unida con el caluroso abrazo de los fogones.

No hay día que esta incipiente abacería no esté repleta de comensales gracias a elaboraciones muy tradicionales y caseras. Podrán disfrutar de guisos, tapas, conservas y embutidos de alta calidad en un ambiente distendido que proporciona este pequeño rincón decorado en madera que, a su vez, contrasta con las paredes blancas, grandes ventanales y puertas en tonalidades verdes que acompañan a un mobiliario compuesto por mesas bajas, altas rodeadas de banquitos y una amplia barra que finaliza su recorrido en una ventana que da a la cocina y desde donde se pueden apreciar los tejemanejes culinarios.

Para los días de Lorenzo, una acogedora terraza aromatizada con azahar donde refrescar la garganta con una buena caña fresca.

El ‘pan preñao’ de queso fundido de La Juana. El ‘pan preñao’ de queso fundido de La Juana.

El ‘pan preñao’ de queso fundido de La Juana.

Un gran filósofo dijo que “la familia es una de las obras maestras de la naturaleza” y para obra maestra la carta que ofrecen estas hermanas en constante cambio; por un lado, las pechuguitas de codorniz en escabeche, mini hamburguesas de buey y prueba de salchichón, pan “preñao” (pieza de pueblo crujiente rellena de queso fundido, receta de herencia paterna), un sublime paté casero, croquetas del mítico puchero, presa ibérica, latas en conserva como las de anchoas o mejillones y papelas de magníficos quesos y chacinas.

Por otro, tapas para alegrar el día a día como la carrillada, la carne con tomate, caldereta con setas, menudo con garbanzos o espinacas y salchichas al vino, todo acompañado por una cerveza helada...

Por último, para los que en esta época no son muy amigos de las torrijas o los pestiños, un poco de brownie, tarta de limón, tocino de cielo o bonaffee.

“Un hermano es un trocito de niñez que nunca perdemos” y los buenos comensales capitalinos sabrán que los ingredientes de Teresa y Cristina son el amor a la familia y la felicidad de estar a gusto, aderezos que sí que no debe perder nunca la cocina sevillana.

-Dirección: Calle Exposición, 2. En el Porvenir. Teléfono: 610731958 (Admiten reservas). Horario: de 12:30 a 24:30. Día de cierre, los lunes. El Lunes Santo estará abierto.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios