El tiempo en Sevilla El termómetro se dispara en pleno mes de febrero

  • Las temperaturas máximas empiezan a subir este miércoles y alcanzarán 26 grados a final de semana

  • No hay previsión de lluvias de aquí a final de mes

Jóvenes disfrutan del tiempo primaveral en una de las zonas próximas al río en Sevilla. Jóvenes disfrutan del tiempo primaveral en una de las zonas próximas al río en Sevilla.

Jóvenes disfrutan del tiempo primaveral en una de las zonas próximas al río en Sevilla. / Juan Carlos Muñoz

¿Hasta dónde llegarán las temperaturas máximas este mes? La primavera adelantada que se está viviendo en Sevilla y en buena parte del país en pleno mes de febrero se irá de las manos esta semana. Los termómetros se van a disparar, según las previsiones meteorológicas, y se van a alcanzar valores máximos más típicos de los meses de mayo y junio. Desde este martes y hasta el domingo, las temperaturas ganarán una media de seis grados desde los 20 previstos para hoy hasta los 26ºC que se esperan el domingo.

Los cielos estarán esta semana totalmente despejados en Sevilla, salvo alguna bruma matinal de cara ya al fin de semana, según la previsión de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). Las temperaturas serán las protagonistas una vez más en este mes de febrero, sobre todo en sus valores máximos. Mientras las mínimas previstas rondarán los 7/8 grados, las máximas empezarán a subir significativamente desde los 21 grados previstos para este miércoles hasta los 26ºC del domingo.

La previsión de el tiempo en Sevilla. La previsión de el tiempo en Sevilla.

La previsión de el tiempo en Sevilla. / Aemet

Una previsión en la que no tiene cabida la lluvia ya que, según la Aemet ni está ni se le espera en todo lo que resta del mes de febrero. Las pocas precipitaciones que se esperan este mes sólo caerán en el norte peninsular. En el resto, se mantiene el ambiente seco y marcado, sobre todo, por temperaturas por encima de los normal. Según el portal meteorológico de José Antonio Maldonado, eltiempo.es, las máximas serán cada vez más "anormalmente altas". Precisamente, desde esta web meteorológica se hace alusión a ciudades como Sevilla y Córdoba como las zonas que van a registrar las temperaturas más altas del país ya que durante el viernes y el fin de semana los valores serán más propios de mitad del mes de mayo que del mes de febrero.

La variación de temperaturas máximas previstas para el viernes. La variación de temperaturas máximas previstas para el viernes.

La variación de temperaturas máximas previstas para el viernes. / eltiempo.es

¿Qué hay detrás de estas temperaturas primaverales?

En la web eltiempo.es, Mario Picazo analiza esta situación atmosférica atípica para un mes de febrero. Un mes caracterizado por su ambiente invernal, las bajas temperaturas, las lluvias, las heladas... características todas ellas que se están dando este año en muy pocos puntos del país e incluso de Europa.

Las temperaturas primaverales han alcanzado este fin de semana en la zona norte-centro de Europa valores entre 6 y 12 grados por encima de la media habitual para esas fechas. La razón de ello es "una robusta cuña anticiclónica" que, aunque ha permitido que en España se hayan registrado heladas en algunas zonas del interior peninsular, las temperaturas diurnas en muchos casos se han situado entre los 15 y los 20 grados, con máximas rondando en zonas costeras valores incluso superiores a esa marca. 

Anomalías térmicas y vientos a 850 hPa el martes 19 de febrero a las 00Z. Modelo ECMWF Anomalías térmicas y vientos a 850 hPa el martes 19 de febrero a las 00Z. Modelo ECMWF

Anomalías térmicas y vientos a 850 hPa el martes 19 de febrero a las 00Z. Modelo ECMWF / eltiempo.es

Las anomalías térmicas que recorren amplias zonas de Europa este mes de febrero están directamente relacionadas con la configuración de la corriente en chorro que se esta registrando. De la misma manera que se experimentan incursiones de aire polar desde el norte este invierno, se pueden vivir episodios marcados por masas de aire más cálido.

"Las anomalías térmicas y de gradiente de presión atmosférica que se están registrando entre el ártico y las regiones tropicales a consecuencia de la disminución de hielo y nieve, ayudan a debilitar la corriente en chorro polar. Cuando esta se destensa, algo que en invierno viene siendo más habitual, las incursiones de masas de aire muy frías hacia el sur o cálidas hacia el norte son más frecuentes", aclara Picazo en eltiempo.es.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios